A ritmo de tambores de carnaval despiden a joven que murió por fumar hooka

SANTO DOMINGO. El sepelio de Juan Enrique Lagares, fulminado por un infarto masivo mientras supuestamente  fumaba hooka en la galería de su casa en Sabana Perdida se caracterizó por la presencia de cientos de jóvenes del sector que lo despidieron a ritmo de tambores de comparsa, llantos y escena de dolor por su partida a destiempo

Lagares pertenecía a la comparsa de carnaval Alí Babá la cual participa todos los años en el Desfile Nacional de Carnaval que se celebra en el Malecón de Santo Domingo.

Lagares, de 17 años de edad, era considerado un muchacho tranquilo, sin antecedentes delincuenciales y muy querido por la comunidad.

Rosa Sierra, amigo del fallecido, expresó que no se puede determinar que la Hooka le haya provocado el infarto.

De todas maneras alertó a la juventud del país sobre el riesgo que se corre si se abusa de fumar en exceso.

La Hooka o Hookah procede de la India. A través del artefacto se fuma hierbas medicinales, aromáticas a manera de té.