Llanto y dolor en el velorio de los menores ahogados en Dajabón

DAJABÓN. El velorio de los tres niños ahogados en esta comunidad transcurrió en medio de llantos y el dolor. Contó con la presencia del Ministro de Educación, Carlos Amarante Baret.

Los cadáveres de los tres niños que murieron ahogados en una excavación donde se construye una escuela en esta ciudad fueron llevados a la Iglesia Nuestra Señora del Rosario, donde se ofició una misa de cuerpo presente y posteriormente fueron sepultados en el cementerio municipal.

El Ministerio de Educación dispuso, por el día de ayer, la suspensión de la docencia en la tanda matutina en las escuelas públicas de Dajabón.

Estuvieron presentes la gobernadora, Ramona Rodríguez y el director de la Policía Escolar, coronel Fabián Victoriano Pérez, a acompañar a los familiares de los menores fallecidos.

El funcionario dio el pésame a los parientes de los occisos y participó junto a familiares, amigos y la población en los oficios religiosos.

Los niños Alex Manuel Rosario Abreu, de 12 años; Erick Cordero, de 12, y Amauris Rivas, de 13, cayeron a la excavación llena de agua, donde supuestamente se bañaban la tarde del martes.

El velatorio y sepelio de los tres menores se convirtieron en una sentida manifestación de duelo en Barrio Norte de esta ciudad, casi en la línea fronteriza, donde residían las víctimas con sus familiares. Los parientes y sectores locales culpan al gobierno de tener una obra paralizada por la falta de pago a parte de los propietarios del terreno.