Murió por comer pan tostado

Un rico pan tostado con mantequilla le rajó el esófago a una señora de  de 75 años residente en una comunidad de Gales, Inglaterra.

Vera Williams falleció días después que un pan tostado rasgara su esófago, provocándole una hemorragia. El accidente está calificado como uno de los más raros en la historia médica. Solo ocurre en promedio tres veces en un millón.

En octubre del año pasado, Vera Williams, de 75 años, acudió al hospital de Glan Clwd, en Gales durante tres ocasiones a causa del dolor que presentaba en la garganta, sin embargo los médicos no notaron ninguna anomalía, así como en la segunda vez le recetaron antibiótico, creyendo que se trataba de una infección.

A pesar de las molestias persistentes, los médicos no encontraban la causa, y fue hasta la tercera vez cuando Williams fue internada de emergencia por toser sangre.

Tras hacer un scaneo de los intestinos, descubrieron que estos se llenaron de sangre a causa de una hemorragia interna, provocada por la rasgadura que un pan tostado provocó en la víctima, que no pudo ser operada a causa de la severa enfermedad al corazón que padecía.