El emotivo mensaje que le hicieron a David Ortiz

Antes de que se convirtiera en miembro del Club de los 500 Jonrones, el tres veces campeón de la Serie Mundial, David Ortiz, era solo un niño de Santo Domingo, República Dominicana. Esta es su historia:

Después de la temporada del 2002, Ortiz fue puesto en libertad por “Los Mellizos”, el equipo con el que debutó en septiembre del año 1997. Ortiz impulsó 75 carreras y bateó 20 jonrones durante su permanencia en ese equipo y a pesar de que mostró muchísimos dones, sus lesiones en las muñecas eclipsaron todo el trabajo duro que había realizado durante las temporadas.

Una vez que salió de “Los Mellizos”, se encontró en un restaurant con su compatriota, Pedro Martínez, quien le aconsejó que se presentara ante los Medias Rojas de Boston. Ortiz se sorprendió, ya que no creía lo que Martínez le estaba pidiendo, pero sin embargo le hizo caso y logró firmar contrato con ellos dos días después.  

A pesar de que jugó muy poco durante los dos primeros meses de la temporada de ese año,  el mánager del equipo, Grady Little, sacó a Jeremy Giamby de la titularidad, e insertó a Ortiz como bateador designado a tiempo completo.

David Ortiz ha sido una figura determinante en la trayectoria de los Medias Rojas de Boston, al lograr conducirlos a ganar su primer campeonato de la Serie Mundial en casi 90 años. En el 2013 fue nombrado el jugador más valioso de la Serie Mundial.

El 12 de septiembre del presente año, el jugador dominicano conectó su jonrón número 500 en un partido contra los Rayos de Tampa Bay, en el Tropicana Field, convirtiéndose en el cuarto jugador de los Medias rojas en alcanzar los 500 jonrones con ese equipo.

Ortiz reflexiona con respecto a su camino, lo que ha vivido y lo que ha logrado, y concluye que lo más importante en la vida es nunca olvidar de dónde vienes, nunca olvidar tus raíces.