Lo que hizo este hombre para tener el bimbolo más grande

New Jersey.- A veces los deseos desmedidos  nos llevan a malas decisiones, tal es el caso de Justin Street un joven que en su afán de buscar un pene más grande terminó siendo ejecutado por sus propios anhelos.

La perpetradora de esta acto que se identificó como Kasia Rivera, de 38 años, la cual está residenciada en East Orange, confesó que le había propinado la muerte tras inyectar silicón en su pene en mayo del 2011.

Con la finalidad de hacer crecer su pene comentan las autoridades Rivera se trasladó al hogar de el joven Justin Street para aplicarle la letal inyección en el pene con la esperanza de que esto haría aumentar su tamaño.

Causándole de esta manera una embolia lo cual ha sido determinado por un forense al joven Street de 22 años de edad por el químico inyectado de forma irresponsable en su área genital. Tras el diagnostico del profesional antes mencionado las autoridades han llegado a determinar la trágica muerte de este joven como un homicidio.

De igual manera la acusada (Kasia Rivera) confesó antes las autoridades que la mantienen detenida que no posee ningún tipo de entrenamiento médico ni licencia para aplicar este tipo de inyecciones.

Tras llegar a un acuerdo con la fiscalía que lleva el caso le han sugerido por parte de la procuraduría una sentencia de 5 años y de igual manera el juez asignado a este caso índicó que existe la posibilidad que Rivera sea deportada devuelta a Jamaica. La cual recibirá su sentencia formal el 19 de octubre.