La historia Félix Portes luego de 9 años de prisión en Estados Unidos hoy es un reconocido abogado

El testimonio conmovedor de Felix Portes quien regresa a República Dominicana tras estar preso en Estados Unidos por 9 años y ahora busca insertarse en la sociedad, el comenta que fue arrestado por posesión y que él no podía ser deportado.

El Ángel de los deportados es Doña Amparo o conocida tambien como el Águila, se comenta tambien que la unidad familiar es clave de este tipo de casos.

Félix Portes cuenta su historia de cómo se reinsertó en la sociedad tras haber estado preso, en el programa Ser Humano comentará toda su historia.

Todo comenzó cuando llegó a Estados Unidos a los 8 años de edad, posteriormente se regresó a RD, pero ocurrió una situación familiar donde a los 15 años él se fue a USA para vivir en una habitación.

Como buen adolescente sentía que podía comerse el mundo y recibió malas compañías los cuales le decían como conseguir más dinero, únicamente era empleado de McDonald pero poco a poco fue realizando trabajos extra curriculares.

De repente se vio en un mundo donde estaba manejando drogas como cocaína, especificando que era como vendedor o posesión con intento de distribuir por lo que fue sentenciado tan joven como adulto a 15 años de prisión.

Él trabajó dentro de prisión y salió a los 9 años en una cárcel de máxima seguridad de New Jersey por buena conducta, él sobrevivió a ese tiempo ahí porque pensaba en que iba a hacer después de salir de prisión.

Lo peor para él era que estaba privado de libertad porque a pesar de que tienes tus comidas, estudiar lo que quieras, visitar a tus familiares y no puedes hacer absolutamente nada.

En más de una ocasión su vida corrió peligro pero él supo cómo manejarse ya que de hecho salió de ahí sin un solo tatuaje, ni ningún problema con las personas de adentro, tampoco estuvo en contacto con las drogas en cuanto a consumirlas.

En todo momento él pensó en su madre quien le dijo que ni se le ocurriera llegarse a su casa con un tatuaje.

Cuando llego a su tierra el sintió una alegría inmensa y supo que tenía que agarrar un trabajo por debajo de la mesa, su primer empleo fue como  maestro de uno de los peores colegios de Santiago y poco a poco fue comenzando desde cero.

Ahora se encuentra más que bien y es una inspiración para mucho de los repatriados que no están al tanto de lo que pueden hacer una vez que llegan a su país de origen y que aspiraciones debe tener.

¡SI SE PUEDE, COMPARTELO!

También pueden encontrar historias como estas:

  • A veces el sueño americano se convierte en pesadilla. Historia del Abogado Félix Portes y José Luis Rufino, deportados.
  • Gian Luis Pereyra, emprende junto a su hermano su propio proyecto Kikaboni. Pitachips de moringa, quinoa y chía.