Entrevista al nuevo dominicano en la NBA

Santo Domingo.- Luis David Montero es uno de los mejores prospectos de la NBA,  el mismo en el 2011, a los 19 años, se trasladó desde su país de origen República Dominicana hacia Wilbraham y Monson Academy, una fuente inagotable de la escuela preparatoria en baloncesto situada a unos 90 minutos en las afueras de Boston.

Siendo ahorita la gran noticia del deporte nacional cuando se dio a conocer que había firmado un contrato garantizado de 600 mil dórales para la NBA, con posibilidades de sumar a sus cuentas bancarias un millón y medio más si tiene un buen desempeño para el equipo de Portland, que lo firmó para el profesionalismo.

Periodistas se acercaron hasta la comunidad humilde donde vive Luis David Montero y al preguntar por él nadie dio respuestas de donde vivía, no fue hasta que preguntamos por “Pinguilin” sobrenombre colocado por su abuelo, que dimos con la casa donde se encontraba con su familia.

La casa pequeña de origen humilde siempre fue lugar donde se deslumbró la posibilidad de que Luis fuese el próximo Michael Jordan.

Como cuentan sus familiares “el siempre persiguió su sueño”, por otra parte la madre dice “me siento muy bien que mi hijo con toda la lucha que tuvimos persiguió su sueño”.

Sin embargo, parece ser que “Pinguilin” no se ha percatado de que su futuro económico y el de su familia está asegurado, ya que sigue manteniendo su espíritu humilde, afirmando que lo primero que se compró con su dinero fue un juego de videos.

Demostrando completa timidez antes los micrófonos, pues se sabe que el joven no es así cuando está en la cancha, ya que es considerado una de los mejores proyectos dominicanos del futuro.

El talento cuenta que cuando estaba niño los vecinos decían que sería delincuente. Aprovecha las cámaras para dar un consejo a la juventud de luchar y sobretodo de no dejar los estudios.