Luego de ser violadas tienen que caminar 40 kilometros para mostrar su pureza

India.- Una mujer en la India deberá someterse a un consejo de 200 personas para que estas decidan si puede volver con su marido.

Violaciones, vejaciones, falta de derechos e impunidad son unas de las características que acompañan a estas luchadoras que día a día se enfrentan en vano a lo inevitable.

Uno de los últimos casos, destacado por su crueldad y falta de lógica, es el de una mujer del estado de Gujarat que deberá cargar sobre su cabeza una piedra de 40 kilos, mientras intenta pasar una prueba para comprobar su pureza.

Un castigo que está obligada a soportar tras ser violada, ya que en ese lugar se persigue a la víctima y no al agresor, sobretodo si la afectada es del sexo femenino.

La mujer fue violada y le negaron su petición de aborto, apena esta dio a luz fue despojada de su hijo, sin contar la cantidad de humillaciones que quizás ha tenido que pasar y por si no es suficiente tendrá que cargar esa piedra sobre su cabeza delante de 200 personas que evaluarán la posibilidad de que la mujer pueda regresar con su esposo.

La joven confiesa tener miedo porque además su atacante ya ha amenazado con acabar con su vida cuando salga de la cárcel. El test en sí no tiene el mayor misterio; mientras que sujeta la roca será sometida a una serie de preguntas y sus examinadores esperarán algún tipo de señal divina que les ayude a tomar una decisión.

La sociedad civil poco a poco va despertando del letargo, ha habido manifestaciones contra el desamparo al que están sometidas y las tibias medidas del Gobierno en los casos de violencia sexual. Pero los pasos son todavía demasiado cortos y será necesario mucho tiempo para lograr una estabilidad que hoy en día está muy lejos de conseguirse.