Pueblo de Italia aprueba "prohibición de morirse" para frenar la despoblación

Italia.- El pueblo italiano de Sellia ha aprobado una nueva ordenanza que consiste en la “prohibición de morirse” a sus habitantes, ya que la mayoría de su población son ancianos mayores de 75 años, muchas son mujeres viudas, con el fin de amortizar sus servicios sanitarios.

La ordenanza entró en vigencia el miércoles y la iniciativa de la “prohibición de morirse”  invita a los ciudadanos a “preocuparse más por su salud“, explica hoy el alcalde de la localidad Davide Zicchinella.

“Nosotros hemos hecho esta ordenanza no para bromear sino seriamente. Sellia está pasando por una crisis de despoblación severa como, otras ciudades de Italia" defendió el regidor, pediatra de profesión.

Explica que se ha creado un sistema para asistir de manera inmediata la salud de sus habitantes con la apertura de un centro sanitario, un ambulatorio y una red de transporte para trasladar personas a sus hospitales y centros de salud más cercanos. A cambio de estos servicios los ciudadanos deberán estar atentos con su salud, ya que de eso depende que se mantengan los mismos.

"La vida es un valor universal, pero en un pueblo pequeño cada uno debe hacerse cargo de su propia salud porque, además de tener un valor por sí misma, tiene un valor colectivo. Si un pueblo se hace pequeño, demasiado pequeño, no puede continuar en pie", sostuvo.

El alcalde aprovechó para defender las políticas que hace que su municipio se sitúe a la vanguardia de muchos aspectos. Acotando que en 2010, Sellia fue el primer pueblo de la región de Calabria en separar para reciclar un 73% de su basura, lo que le valió el premio de la organización ecologista Legambiente cuando el sólo tenía un año de mandato.