Le impiden a un inmigrante hatiano entrar a su país

Santiago.- Un inmigrante de nacionalidad haitiana, que se ejerce como albañil en la mencionada ciuda, ha realizado la denuncia al no poder aplicar a la primera fase del Plan Nacional de Regularización de Extranjeros, el hombre que responde al nombre de Enmanuel Azema, tomó la decisión de viajar a su país nativo y así conseguir una visa dominicana para poder regresar, sin embargo, éste fue devuelto por funcionarios de Migración y de Adunas correspondientes a Juana Méndez, en la nación vecina.

Enmanuel, nació el 15 de agosto de 1986 en el poblado Pilate correspondiente a Cabo Haitiano, afirmó que al cruzar a su país lo apresaron, maltrataron y ultrajaron por funcionarios de Migración y Aduanas de su país Haití.

 “Los oficiales de mi país me dijeron que no había pruebas de que había nacido en Haití”, expresó el haitiano.

Por su parte, declaró que su madre se llama Prinselia Fineu y su padre Marloné Azema, sin embargo, no lo quieren reconocer como haitiano y que a raíz de esto, lo están devolviendo a la RD, como es el caso de mucho de sus compatriotas.

Afirmó que una vez que llegó la noche, cruzó por el río hasta llegar a su comunidad Pilate de Cabo Haitiano, la segunda ciudad de Haití.

Indicó que al conseguir su acta de nacimiento y su cédula haitiana, intentó conseguir un pasaporte de su país para obtener una visa dominicana y así reingresar de forma regular a República Dominicana, pero que fue imposible, en vista que las autoridades de Haití se lo negaron rotundamente.

El panorama para el haitiano que reside desde hace ocho años en el sector Jardines del Yaque, al sur de Santiago, y se dedica a la construcción, es completamente turbio.

Confirmó que lo que está ocurriendo con sus compatriotas en Haití es sumamente grave. Un grupo de abogados y representantes de entidades comunitarias del sur de Santiago, presentó un recurso de alguacil ante el consulado haitiano en Santiago, exigiendo que se le expida el pasaporte a ese ciudadano haitiano, si no lo hacen, llevarían el caso a tribunales internacionales.