Acusado de matar ingeniero en parqueo de pizzería narra lo ocurrido

Aparentemente hubo un asunto de celos.

Santo Domingo.- Miguel Alfredo Polanco de la Rosa, de 44 años de edad, odontólogo y visitador médico, reveló lo que hizo que le disparara tres veces al ingeniero Horacio Vásquez Núñez, en días pasados en el parqueo de un local situado en la avenida Núñez de Cáceres.

El homicida fue trasladado por tres meses a prisión preventiva en la cárcel del nuevo modelo penitenciario de San Pedro de Macorís.

"Quiero pedirle perdón a la familia de la víctima, nunca fue mi intención quitarle la vida a su familiar, yo soy una persona de principios, conozco a Berenice hace como 10 años", expresó.

Solange Vásquez Reynoso, jueza de Atención Permanente del Distrito Nacional, indicó que Berenice Altagracia Serrano Reyes, esposa de la víctima es visitadora a médico de un laboratorio especializado en ginecología.

Contó que como colegas intercambiaban medicamentos. "El jueves pasado me llamó y me dijo que ya tenía los medicamentos de mi madre, yo le dije que tenía una cita con un médico en el Centro Médico Real y ella estaba en el Centro Médico Moderno", señaló.

"Ella entró en mi vehículo, nos saludamos y ella me pasó los medicamentos, comenzamos a hablar, en ese momento llegó el esposo de ella y se montó en mi vehículo por la puerta de atrás, manipuló su arma y dijo que así nos quería encontrar, que solo faltaba él en esa fiesta", fue lo que argumentó.

Extra: Mujer es atrapada por amigo del esposo mientras era infiel (video)

Polanco de la Rosa afirmó que Vásquez Núñez le ordenó que arrancara el vehículo, frente a lo cual no sabía qué hacer.

Berenice procedió a salir del auto de Polanco de la Rosa, él también se desmontó y Vásquez supuestamente lo hizo con su pistola manipulada, le ordenó que se montara y que si no lo hacía lo iba a matar.

"Me hizo un disparo en el área del estómago, yo pensaba que me había matado o me había hecho algo, inmediatamente le volé encima, él me empujó y me dio un golpe con la pistola en la cabeza por la parte trasera de la oreja izquierda, lo empujé y me di cuenta de que la pistola tenía el casquillo en la parte superior del arma", declaró.