Carta pública de Víctor Gómez Casanova a la Comisión de la OEA

Definitivamente la República Dominicana está en la mira de todos con en el plan de regularización de los haitianos en nuestro país, sin embargo no se ha podido demostrar que se ha violado los derechos humanos.

Hemos leido, desde un boicot para el turismo a la República dominicana hasta reveliones se han manifestado desde Estados Unidos y otras partes del mundo, acciones que han sido rechazadas todos los dominicanos.

Queremos compartir con ustedes esta carta de Víctor Gómez Casanova a la comisión de la OEA en donde le pone algunas cosas bien clara.

Santo Domingo, DN
10 de Julio, 2015

Por Víctor Gómez Casanova

Luego de la decisión tomada por la Organización de Estados Americanos (OEA) de enviar una comisión especial a nuestro país con el objetivo de “recabar información sobre la situación de los migrantes haitianos en el terreno y tender puentes entre ambos países para buscar una solución duradera al diferendo”, hay muchas inquietudes y preguntas que nos surgen y que quisiéramos hacerle a la OEA, a su Secretario General Luis Almagro y a la referida comisión, y como no formo parte del cuerpo diplomático ni a la estructura del área de Relaciones Exteriores del Estado, me limito a hacerlas a través de esta carta pública que remito al referido organismo internacional.

Señor Secretario General Almagro: ¿En calidad de qué visita esta Comisión Especial de la OEA nuestro país? toda vez que dicho organismo no tiene facultad ni jurisdicción para intervenir en asuntos internos de nuestro país ni de ninguna otra nación, mucho menos en aspectos relacionados con nuestra soberanía, nuestra constitución y nuestras leyes migratorias.

¿En que parte de la carta de la Organización de Estados Americanos establece que la OEA tiene derecho a enviar a nuestro país una comisión especial para supervisar el cumplimiento de una sentencia, de la aplicación de nuestra Constitución, de nuestras leyes y en base a nuestras políticas migratorias?

En sus declaraciones ante el Consejo Permanente de la OEA, el pasado 30 de Junio, luego de las palabras del canciller dominicano ante dicho consejo, usted afirmó que “la República Dominicana tiene que resolver el preocupante problema migratorio que ha dejado a miles de indocumentados, principalmente haitianos, con riesgos de ser deportados” y yo pregunto señor Almagro: ¿Acaso fuimos nosotros que los dejamos a ellos “indocumentados”? ¿Es un delito producir deportaciones de un estado a otro? ¿Es ilegal que sean deportados los ciudadanos extranjeros que están ilegalmente en nuestro territorio? ¿O sea que somos los dominicanos los que tenemos que “resolver” el problema de los indocumentados haitianos y extranjeros que están en nuestro territorio de manera ilegal y en franca violación a nuestra constitución y a nuestras leyes?

¿Por qué siendo usted canciller de Uruguay, dispuso que los dominicanos tuviésemos que solicitar visa para entrar a territorio uruguayo, cuando los uruguayos no necesitan visa para entrar a República Dominicana? ¿Tiene usted señor Almagro, alguna actitud personal en contra de la República Dominicana? ¿Será acaso porque rumores diplomáticos dan cuenta de que nuestro país apoyaba originalmente la candidatura de su adversario, el Ex Vice Presidente de Guatemala Eduardo Stein, para ocupar el cargo de Secretario General de la OEA?

Si es de tanto interés para la OEA la situación de los haitianos, ¿por qué no se habían pronunciado antes sobre sus problemáticas sociales, políticas y económicas? ¿Por qué no fomentan ustedes que otros estados miembros de la OEA permitan la entrada de ciudadanos haitianos a sus territorios? ¿Se han ocupado ustedes de averiguar si las autoridades haitianas proveen de documentos de identidad a sus nacionales? Si tanto les duele la situación haitiana, cabe preguntar ¿qué ha hecho la OEA para asistirles y apoyarles? También debemos preguntar, a propósito de las preocupaciones de la OEA por el sistema democrático en nuestro continente ¿habrán elecciones en Haití? ¿Cuándo?

Y por último, si tanto le preocupa a la OEA el tema migratorio entre las naciones de nuestro continente, ¿por qué no ha enviado comisiones especiales a supervisar los conflictos migratorios entre Estados Unidos y México; o entre Venezuela y Colombia; o entre Guatemala, El Salvador y Honduras; o entre Nicaragua y Costa Rica? Por tan solo citar algunos ejemplos.

¡NO DUDES EN COMPARTIRLO!