Un hombre que asaltó y mantuvo varias personas como rehenes en una asociación en condenado a 20 años

Manuel Alejandro Paulino López, fue el individuo que no solo asaltó, sino que mantuvo a varias personas como rehenes en una sucursal de la Asociación Cibao del sector La Barranquita,  hace ya tres años, éste ha sido condenado la tarde de ayer a 20 años de prisión, esta decisión fue tomada por los jueces del Primer Tribunal Colegiado de Santiago.

A su vez, fue condenado al pago de 4 millones de pesos a favor de la entidad bancaria,  por el tribunal presidido por la magistrada Herminia Rodríguez, el cual está constituido por los jueces José De Asis y Sergio Furcal.

El mencionado hecho ocurrió a las 11:00 de la mañana del pasado 15 de noviembre del año 2012, éste mantuvo en vilo a todos los santiagueros, en vista de que se trataba de una sucursal bancaria, en la cual clientes y empleados tuvieron que someterse a ser rehenes, por órdenes del condenado, esto sucedió por más de 45 minutos.

Según el expediente, Paulino López junto a Juan Antonio Guzmán Moreta quien se encuentra  prófugo de la justicia con el dinero que lograron robar, procedieron a sacar un arma de fuego y encañonaron al vigilante Luis María Santiago, mientras que despojaban de una pistola a otro vigilante, haciéndole saber al interior de la sucursal bancaria que todo era un atraco y que se lanzaran al piso.

Por otra parte, el Ministerio Público logró demostrar en el juicio de fondo que Manuel Alejandro Paulino López enseñó a su compañero Guzmán Moreta a recoger el dinero para así saliera primero del banco, y él se iba a hacer cargo de los rehenes.

Al momento de huir, se vieron involucrados en un gran tiroteo con oficiales de la Policía que inmediatamente se presentaron en el lugar del crimen, los agentes Santo Tomás Reyes Abreu y  Richard Luis Javier Paniagua resultaron heridos, el primero en el ojo y el segundo en la espalda.

Mientras ocurrió el tiroteo el procesado se devolvió al interior de la sucursal bancaria y mantuvo a un grupo como rehenes durante 45 largos minutos, éste fue persuadido por su padre Manuel Alejandro Paulino para que así se entregara a las autoridades.

El acusado fue sometido finalmente a la justicia por asociación de malhechores, encierro ilegal con amenaza de muerte, robo agravado con uso de arma de fuego, uso ilegal de armas en perjuicio de la Asociación Cibao, Santo Tomás Reyes, Luis María Santiago, Luis Rodríguez y Cecilio Heredia.