Entra a un restaurante a pedir trabajo y sale con un contrato ¡de modelo!

Escocia.- Un joven llamado Christopher Kellie de 21 años, quería buscar trabajo en Mount Vernon, pero debido a que era estudiante tenía que aspirar a cargos menores como mesonero, bartender, encargado de una tienda, etc, por este motivo él entró a un restaurante de comida rápida buscando por la vacante de empleo que tuviesen.

Para su sorpresa una mujer se le acercó y le hizo una oferta que él no pudo rechazar, saliendo del restaurante con empleo pero de modelo, el sueño de Christopher es ser entrenador personal pero para esto necesitaba dinero y así poder adquirir los conocimientos necesarios.

Hasta ahora ha tenido contrataciones con las marcas Harvey Nichols, JD Sports y Barbour, él es la cara de las vallas en toda Escocia y dentro de poco tiempo tendrá como nuevo hogar Los Ángeles o quizás New York con esperanzas de ser la cara de Tom Ford.

Ser modelo es una carrera que pese a que tiene un tiempo limitado de duración puede llegar a darte los ingresos que necesitas de por vida, por tanto es un trabajo que no consume todo tu tiempo y podría permitirle al joven Kellie el darse la oportunidad de estudiar y convertirse en el entrenador personal que tanto ha querido.