Llaman "gorda" a una mujer y da una lección al mundo

Hoy en día, mujeres como Rachel Taylor que poseen una "plus size" se encuentran viviendo en una época donde su cuerpo es públicamente "aceptado" pero solo superficialmente, esto en vista que continúa enfrentándose a constantes burlas por su peso, al igual que la mayoría de personas que comparten su talla.

Se dice que esos cuerpos son públicamente aceptados, al momento de emprender campañas que abogan por las "mujeres reales".

Rachel tuvo que pasar por algo horroroso en una tienda de Old Navy. Resulta que una joven agarró un top "plus size" y volteó hacia donde estaba su madre y le dijo: "¡Mira mamá! Yo, y esto y algo más podríamos caber en esta cosa". Su madre se rió a carcajadas y dijo: "Sí, eso es gigantesco".

Ante estas burlas, ella solo empezó a llorar. Sin embargo, tomó la decisión de hacer algo valiente: compró la pieza de la que se habían burlado, se tomó un selfie y subió la foto a las redes sociales. No solo eso, también subió la imagen en la cuenta de la tienda en la que estuvo.

Como era de esperarse, el post se hizo viral y recibió muchísimo apoyo - así como muchas críticas- por lo que tuvo que proteger sus redes sociales. "¿Qué ganan con hacer sentir mal a los otros?", preguntó, luego de las reacciones de la gente. "Esto no te hace superior en lo absoluto".