El velorio del niño que prefirió morir a matar

Guatemala.- El relato que está estremeciendo a localidad se trata de un niño llamado Ángel Ariel Escalante Pérez, de 12 años de edad, cuyos padres tenían como origen el país de Nicaragua, que decidió entregar su vida antes de unirse a una pandilla y tener que asesinar a un conductor de autobús.

este jovencito lo velaron en su vivienda ubicada en el barrio San Antonio, localizado en la zona seis, para esto se debe recordar que Guatemala está dividida en 25 zonas.

No te pierdas: Estas se maquillaron y se les fue la mano (FOTOS)

El pasado sábado muere en el Hospital General San Juan de Dios tras haber pasado 15 días en el departamento de cuidados intensivos, los padres decidieron enterrarlo en su sitio de origen por así decirlo el cual es Managua, Nicaragua el día de hoy 7 de Julio del 2015.

Los vecinos que viven en el sentamiento Jesús de la Buena Esperanza, que queda cerca de donde el joven vivía se sorprendieron de haberlo encontrado golpeado y maltratado el día 18 de junio en horas del mediodía.

Estos pandilleros con los que él estuvo a punto de unirse, lo habían herido por haberles dicho que no al hecho de cometer un crimen. Al momento que el personal de primeros auxilios quisieron ayudarle el joven solo dijo “Querían que matara a un piloto y me tiraron del puente”.

El joven estaba apenas estudiando sexto primaria en la escuela Calos Benjamín Paíz Ayala, muy cerca de donde fue encontrado tras haber sido agredido brutalmente.

De acuerdo a las investigaciones realizadas el niño relató que se negó a ser delincuente y usar un arma contra un autobusero porque esta es la profesión de su padre y los pandilleros le estaban forzando a que lo hiciera con otro hombre por lo que el detective encargado del caso determinó que quizás para el joven, este se imaginó que estaba disparándole a su padre por lo que se negó inmediatamente.