Acusado de asesinar a Claudio Nasco: “Él me sacaba de la escuela”

Yandel

Los tres jóvenes que están siendo acusados de asesinar a puñaladas al comunicador Claudio Nasco, solo indicaron en menos de 15 minutos, que Claudio era quien insistía en buscarlos para pagarles sus “servicios”.

Los tres indicaron que Claudio los llamaba y los buscaba siempre en su carro o yipeta blanca.

Oscar Pérez, alias Yandel, expresó: “nos conocimos a través de un amigo de él, luego todo el tiempo me llamaba, siempre me decía que invitara otro compañero y luego a otro para que hiciéramos un trío”.

Según las declaraciones de Yandel, Nasco solía buscarlos en el parque, lo llamaba todo el tiempo y lo montaba en su BMW o su yipeta blanca. “No tenía hora para llamarme, nunca fue a mi casa, siempre en el parque”.

No te pierdas: Los celos fue el detonante en esta tragedia

Mantuvo que hasta iba a la escuela para verlo “El día del hecho yo estaba en la escuela en pruebas nacionales”, dijo.

A su vez, reveló que cuando los agentes policiales se trasladaron a su casa para allanar las pertenencias, que cabe destacar, dijeron que eran de Claudio Nasco, éste indico: “eso no era de él, esas ropas eran mías, cuando pasó eso, ahí no había fiscal”.

Por su parte, Luis Manuel Estévez Ponciono, alias Macuto o Anderson, le señaló al tribunal que salían con Nasco por cuatro mil pesos, pero indicó que: “siempre había dificultad, hicimos un trato de dejar eso por desacuerdo”, luego dijo que uno de sus amigos “nos estaban llamando para un servicio”. “Salimos varias veces, en dos años y pico. Pasó lo siguiente, que uno trató de arreglar eso. El día que yo conocí a Claudio Nasco, él nunca me contó que ese era su nombre, él me dijo que se llamaba Rafael. Cuando él me dice que se llama Rafael yo miro a mi otro compañero y digo aquí hay algo raro, salimos varias veces, nunca se bajaba de la yipeta, solo en la comunidad y cuando me enteré dije wao y me puse triste”.“Cuando me di cuenta de quién que era, de la televisión, entendí por qué no bajaba de la yipeta.

Sin embargo, Joel Rafael Miliano Rodríguez (Mateo), solo se limitó a decir al tribunal: “yo no tengo nada que ver con eso, yo no sé de eso”, y no dijo más nada.

Previamente a las declaraciones de los acusados, el tribunal procedió a escuchar a cuatro testigos que presentó el abogado Plutarco Jaques, que pertenece a la barra de la defensa de los imputados por asesinar a Nasco.

Martha María Díaz Cabrera, la sacaron de una clínica recién operada, para que diera sus declaraciones al tribunal, ésta manifestó que era estilista residente en Hato Nuevo y confesó que habría sido la persona que entregó a Joel Rodríguez, “porque él, me llamó y me dijo que yo era la única persona en la que el confiaba para entregarse a la Policía, me llamó y me dijo dónde estaba y yo fui a buscarlo”, expresó.

Confesó que solía ver por el barrio a Nasco desde el 2010.

Por otra parte, Glenis Rodríguez Acevedo afirmó que vio cuando llegó Claudio Nasco en un carro alrededor de las seis de la tarde en el 2013, esto sucedió varias veces, hasta que llegó a participar en una “fiesta de palos”.

De igual forma, Silvio Campusano Rodríguez, vendedor de picalonga, informó lo siguiente: “Nasco llegó al barrio y se paró frente a donde preparo mi fritura, llega ese joven y los tres se van en el carro”.

En definitiva, el juicio lo suspendieron para continuarlo el miércoles a las 11 de la mañana, en donde las partes involucradas expondrán sus conclusiones y el tribunal procederá a deliberar.

El fallecimiento del comunicador tuvo lugar el 13 de diciembre del 2013, en la cabaña Chévere, ubicada en la avenida 30 de Mayo de esta capital, los juzgados son: Oscar Pérez (Yandel); Luis Manuel Estévez Ponciano, (Macuto y/o Anderson) y Joel Rafael Miliano Rodríguez (Mateo).