Mujer se inyectó una sustancia extraña en sus glúteos y mira el resultado

El doctor Severo Mercedes, Jefe de Cirugías Plásticas y Reconstructivas del Hospital Salvador & Gautier, indica que las mujeres hoy en día por quererse poner las nalgas bonitas, redondas y duritas, terminan deformadas. En poco tiempo de someterse a las inyecciones para aumentarse los glúteos, llegan a su consultorio drenando y con secreciones, ya sea inflamatoria o con pus.

Es increíble como la belleza natural y un cuerpo hermoso deja de ser importante, solo por tener unos glúteos más grandes. Es aquí donde sale a relucir la influencia que pueden tener las amistades, esa es la historia que cuenta la mujer del video que se muestra.

La fémina no indica su nombre ni deja ver su rostro para proteger su identidad del desastre ocurrido, solo afirma que no sintió nada al momento de inyectarse las sustancias, y que de un año para acá sus nalgas han estado cambiando de color. Su piel se ha tornado más oscura y se ha ido bajando hacia sus piernas.

Hoy en día la persona que realizó el procedimiento no ha dado la cara, la fémina indica que lo último que supo es que había estado presa pero que salió bajo fianza.

Definitivamente, la situación es sumamente preocupante porque no solo van en aumento los casos de este tipo, sino que las lesiones son irreversibles, así explica el doctor Severo. Las sustancias llamadas biopolímeros, se convierten en sustancias ajenas al cuerpo humano, por lo que afirma que no están autorizadas a ser usadas en seres humanos.

Una investigación realizada por el equipo de ese departamento, arrojó los resultados que de mayo del año pasado a abril del 2015, más de 2 mil pacientes llegaron a ese centro de salud con las mismas características y 21 presentaron gravedad.

El doctor indica que esta sustancia es sumamente peligrosa porque actúa con carácter migratorio, es decir, se la pueden colocar en la mejilla y con el paso del tiempo se la pueden encontrar en las piernas, tomando en cuenta que en su mayoría no se puede retirar.

Hay que mencionar, que el biopolímero es una sustancia que se usa para rellenar algunas partes del cuerpo, y como el doctor mencionó, en la mayoría de los casos es imposible extraer. Tomando en cuenta que las personas que lo suelen colocar no tienen ningún tipo de certificación para realizar el procedimiento.

El especialista señala que los glúteos son la parte del cuerpo donde más se lo colocan, sin embargo, está de moda colocárselo en los genitales, afirma que en el centro de salud se encuentran numerosas mujeres con los genitales completamente deformados.

La paciente que otorga su testimonio, hace un llamado a todas las mujeres para que no se dejen influenciar ni por las malas amigas ni por cualquier tipo de “doctor” que indique que esto es algo positivo para el cuerpo, ya que no vale la pena.