Oficiales de Haití tiran a la basura mercancías compradas en República Dominicana de compatriotas

Dajabón.- Las autoridades de Haití han reaperturado el día de ayer la frontera por la zona Norte, lo cual permitió a muchos haitianos cruzar al mercado binacional ubicado en Dajabón e intercambiar negocios con los dominicanos.

Los funcionarios en el lado fronterizo del país decomisaron todos los productos comprador en territorio dominicano y luego de esto los echaban en un camión de basura para ser arrojados al vertedero de Juana Méndez.

Muchos de estos individuos que habían sido desprendidos de sus compras consideraron estas medidas como inhumanas, desconsideradas y un acto simplemente malos ya que ellos no le hacen ningún mal a nadie por tener esos artefactos, sin tomar en cuenta que ya no contaban con el dinero que tenían para poder adquirir dichos productos.

La protesta que se pudo haber formado fue dispersada a punta de palos de parte de los civiles o policías que se encontraban en la localidad.

Una vez que el camión de basura estaba en movimiento al vertero lleno de comida y productos que los haitianos habían comprado, un grupo de bajos recursos de Juana Mendez se dispusieron a lanzarse al vertero para agarrar a dichos productos y hacer uso de ellos.

Entre los productos de los que se les prohibió la entrada se encontraban plátanos, guineos, zanahoria, tayota, vegetales, embutidos, pollos, huevos, pastas alimenticias y de tomate, condimentos, grasas, papel higiénico, plásticos y otros.

El comerciante haitiano Renso Pierre comento que estas personas que entraron a Dajabón viven de lo que compren de ese mercado y que no creía que aguantarían otro día más de conflicto debido a que la mayoría de pueblos y comunidades del Norte, noroeste y noreste de Haití sufren de mucha escasez y obligatoriamente deben surtirse de dicho país porque no cuentan con los recursos.

Se espera que para el próximo viernes las autoridades haitianas puedan ser un poco más dóciles con su postura debido a que los perjudicados son su pueblo que no cuenta con los recursos necesarios.