Pedro Martínez rechaza críticas del alcalde de NY y lo insta a mediar en la relación

Nueva York.- Pedro Martínez, quien es ex lanzador de las Grandes Ligas y a su vez miembro del Salón de la Fama en Cooperstown, refutó el día de ayer las declaraciones que otorgó el alcalde de NY, Bill de Blasio, acerca del Plan Nacional de Regularización de Extranjeros en la República Dominicana, y le cuestionó lo siguiente: “¿porqué mejor no va a mediar en la relación de los dos países?”.

A su vez indicó: “si de verdad, el alcalde de Blasio,  está tan preocupado por la situación entre RD y Haití, debería ir a esos países, a aportar soluciones”. Martínez afirma que el alcalde necesita recordar que se está hablando de dos de los países más pobres de El Caribe y su deber es hacer “lo que la embajada de Estados Unidos está haciendo, en lugar de criticar desde fuera”.

Hay que destacar que Martínez es uno de los lanzadores que hizo historia en el béisbol de Estados Unidos, tuvo la iniciativa de brindar estas sugerencias manteniendo el nivel y el respeto ante el rechazo de la declaración del alcalde neoyorquino, que según fuentes aún no comprobadas, su esposa es de ascendencia haitiana y su hijo llamado Dante, es negro, en vista que heredó el gen de la madre. El alcalde por su parte, nació en Massachusetts y su origen es italiano.

Con sus declaraciones, en definitiva ha enfrentado una reacción masiva por parte de representantes comunitarios de la diáspora dominicana en Estados Unidos, el gobierno de la media isla y legisladores locales de origen dominicano, así como también del senado de la RD.

En un acto que se celebró con líderes haitianos y dominicanos en el Centro Cultural  Malcom X de la avenida Broadway y la calle 165 en el Alto Manhattan, Blasio dijo: “La República Dominicana es un país pequeño y por tanto, vulnerable a la presión internacional, dentro de la cual, podrían haber estadounidenses que boicoteen el turismo”.

Por otra parte, se sumó a la campaña internacional de descrédito contra la República Dominicana, el alcalde de Montreal (Canadá), Denis Correde, el cual calificó de “ilegal e inmoral”, la aplicación de las leyes migratorias del gobierno dominicano.