6 millones de dólares por 25 años en la cárcel por un crimen que no cometió

Estados Unidos.- A Jonathan Fleming le han dado alrededor de 6 millones de dólares para un periodo de 25 años de vida por haber pasado miles de días en prisión por un crimen que no cometió y pese que el dinero lo ayuda a comenzar a una vida nueva nunca podrá recuperar el tiempo que perdió.

Para poder entender lo que ha ocurrido hay que regresarse al año 1989 cuando la muerte de Darryl Rush en el barrio de Brooklyn, en Williamsburg ocurrió, el 15 de agosto de este año el hombre murió con una serie de disparos a quema ropa.

La fiscalía determino que como ellos habían tenido un problema más las declaraciones de una testigo Fleming fue culpado de dicho asesinato ya que supuestamente previo a su muerte habían tenido una discusión, pero dentro de toda esta versión hay un problema más allá del hecho de que el no cometiera el crimen, sino que él ni siquiera estaba en Nueva York en esa fecha.

En su defensa se presentaron los tickets de avión, postales y fotos aparte de recuerdos que avalaban las vacaciones en Disney Florida por lo que era absurda la acusación del mismo, sin embargo todas estas pruebas no demostraban que en el momento del crimen él no estaba en dicha ciudad por lo que el juez igual procedió a condenarlo.

Fueron varios años que el consideró como duros y muy difíciles ya que en la actualidad tiene 52 años y se perdió el cumpleaños de sus hijos, la posibilidad de cuidar de su familia en especial de su madre que no se encontraba bien de salud y básicamente todas las cosas que puede hacer una persona que se encuentre en libertad.

Muy dentro de él sabía que era una persona inocente, tiempo después la testigo desmintió su declaración y esto en conjunto con un recibo que se encontraba en el bolsillo del señor al momento de la detención hizo que se pudiera reabrir el caso.

Era un consumo que el señor había realizado 5 horas antes del asesinato en Florida, por estos eventos fue liberado el mes de abril del 2014 en un sitio muy distinto al que él había dejado, donde no había prácticamente ningún avance de la tecnología.

Él estaba en banca rota solo tenía 93 dólares en el bolsillo y justo cuando estaba a punto de tirar la toalla la sociedad estadounidense le tendió una mano con ánimos de recompensar el gran error que había cometido.

Se creó una campaña para recaudar alrededor de unos 49.000 dólares cuando su objetivo inicial era solo de 10000, en este periodo comenzó una disputa legal para recuperar todos sus años perdidos buscando una indemnización justa por lo ocurrido.

Fleming le reclama a la ciudad 162 millones de dólares pero tras el veredicto final se quedó en 6,25 millones para comenzar de nuevo con su vida como un hombre libre.