Según esta mujer, su esposo murió luego de arreglarse las uñas

Estados Unidos.- En Illinois se ha presentado una demanda muy inusual por una viuda quien asegura que su esposo murió por una pedicura que le hicieron en un salón de belleza el cual le ocasionó una infección que Una viuda de Illinois presentó una demanda por homicidio culposo a un salón de belleza alegando que “en última instancia contribuyó a su muerte”.

De acuerdo a esta mujer su esposo Darryl Carr se había sometido a un tratamiento para hacerse las uñas de los pies en el salón llamado AZ Happy nails en noviembre del año 2014, como parte de dicho tratamiento los pies de su esposo tenían que ser remojados en agua caliente y posteriormente en una solución química especial para posteriormente aplicarle cera caliente.

En la demanda se evidencia que los empleados del salón “usaron soluciones de cera o sustancias químicas inseguras o contaminadas”, y le dejaron el pie del esposo mucho tiempo en remojo con esta sustancia.

También muestra en los records que nunca le preguntaron si tenía alguna predisposición ante esas sustancias o el tratamiento que se le iba a aplicar durante el procedimiento. El abogado de esta señora Michael B. Gunzburg le comentó a HLN que el hombre era diabético y tenía una disminución de la sensibilidad de las extremidades inferiores.

Por motivo de esta negligencia de parte del personal, este hombre sufrió “serias quemaduras en su pie y pierna izquierdos, que posteriormente se convirtieron en una infección por la que hubo que amputarle la extremidad, y le causaron otras complicaciones médicas que contribuyeron a su muerte el pasado 4 de junio de 2015”, de acuerdo establece la demanda.

Az Happy Nails no ha querido comentar nada sobre los hechos porque aún están asegurándose de todo lo que se les está acusando, entre otros detalles.

La esposa de Darryl Carr está buscando una remuneración por daños de más de 50000 dólares de acuerdo a lo que establece la demanda.