El café reduce el riesgo de impotencia

La impotencia o disfunción eréctil, se trata de la incapacidad de mantener u obtener una erección que sea lo suficientemente firme como para poder mantener relaciones sexuales entre los hombres, de acuerdo a un nuevo estudio llevado a cabo por científicos en el Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas en Houston (E.E.U.U) ha establecido que el café, el té y otras bebidas con cafeína pueden mejorar el problema de la impotencia, este trabajo fue publicado por la revista PloS One.

Este problema que afecta a un gran número de hombres es causado mayormente por problemas como la obesidad, sobrepeso, colesterol alto, presión arterial alta o problemas mentales de baja índole, partiendo de aquí el estudio reviso las investigaciones previas a estas sobre el estado de salud incluyendo una análisis nutricional del programa National health and Nutrition Examination Survey en el que contó con la participación de 3724 hombres entre las edades de 20 años para arriba que sufrían de estos problemas.

Del total de todos los participantes el 40,9% de los hombres tenían sobrepeso y el resto tenía presión arterial alta y un menor porcentaje diabetes.

El examen de los mismos revelo que todos los hombres que consumían 85 a 170 miligramos de cafeína diarios eran menos propensos de presentar disfunción eréctil o impotencia independientemente de sus antecedentes de salud comparada a los que no tomaban cafeína en lo absoluto o menos de 7 miligramos al día.

En el caso de los diabéticos la cafeína no produjo el mismo resultado, David López quien es el líder del estudio comentó “La diabetes es uno de los mayores factores de riesgo para la disfunción eréctil, así que no fue sorprendente obtener estos resultados”

A pesar de que esta teoría no está clara los investigadores se plantearon una hipótesis de que la cafeína induce una serie de efectos que causan la relación de las arterias del pene y del músculo liso cavernoso del mismo aumentando el flujo sanguíneo ocasionando así la facilidad para tener una erección.