¿Por qué no debes ducharte por las mañanas? esta nota lo explica todo

Hay muchas personas que acostumbran a bañarse en las mañanas por diferentes razones, para algunos los despeja del sueño matutino, para otros les parece que simplemente los ayudará a darle energía para poder ir a su trabajo.

Pero la realidad es que una buena ducha caliente la mayoría de veces nos va dar sueño y nos hará sentir relajados casi a punto de querer regresar a la cama, por ende no deberíamos hacerlo en las mañanas ya que nos tendrá atontados un par de horas.

Phil Dumontet establece en Entrepreneur una forma en la que puedas salir de la ducha con las pilas completamente cargadas, todo lo que debes hacer es realizar estos tres pasos simples:

1.- Tras finalizar tu ducha convencional con la temperatura que normalmente usas debes bajar la temperatura del agua al mínimo posible de modo que prácticamente te sientas en el titanic y mantente bajo el chorro helado durante 30 segundos. Si te entren ganas de gritar y estas solo en la casa te aconseja que lo hagas, esto te despertará aún más.

2.- Posterior a esta ducha fría debes volver a elevar la temperatura tanto como puedas aguantarlo, esto hará que se incrementé tu ritmo sanguíneo y se abran tus capilares ocasionando que ya el sueño se vaya por la ventana.

3.- Ahora para finalizar vuelve a bajar la temperatura lo más bajo que puedas y finalmente habrás despertado con una buena ducha y estarás listo para ir al trabajo.