Prohíben fumar en Facultad de Medicina de la UASD

Santo Domingo.- La Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), se convirtió en un espacio libre de humo en su totalidad, tras la prohibición del consumo de tabaco en las aulas, laboratorios, pasillos, baños y cualquier otro espacio físico donde se imparte docencia o se realizan labores administrativas, eso lo declaró el Consejo Directivo de la Facultad de Ciencias de la Salud (FCS).

El organismo de dirección de esa facultad, expresó el contenido en la resolución FCS-350-2015, emitida el 11 de mayo de este año.

Esta decisión fue tomada luego de valorar el rol que debe jugar la institución en el fomento de la salud, la promoción de hábitos saludables y la reducción de la morbilidad y la mortalidad en la población dominicana, esto lo indicó el doctor Wilson Mejía, decano de esta unidad académica.

A su vez, indicó que los datos estadísticos de población y salud revelan con claridad el aumento en la Región de las Américas de las enfermedades crónicas no transmisibles, donde tres de cada cuatro defunciones son causadas principalmente por padecimientos cardiovasculares y respiratorios crónicos, el cáncer y la diabetes.

Además, señaló que el uso de tabaco cobra casi seis millones de vida cada año, entre las cuales 5.1 millones son por consumo directo y 600 mil por la exposición al humo ajeno, y se prevé que esta cifra aumente hasta ocho millones o en un 10 % del total anual de muertes para el 2030.

Afirmó que en América Latina y el Caribe las enfermedades crónicas son las principales causas de morbilidad prematura y discapacidad, contribuyendo en casi el 50 % de los años de vida perdidos ajustados por discapacidad.

El galeno declaró lo siguiente: “En los países de bajos y medianos ingresos, como el nuestro, la pérdida y las repercusiones económicas de las enfermedades crónicas no transmisibles representan cada año más de  500 millones de dólares”.

Según estudios y datos estadísticos del Ministerio de Salud Pública, en la República Dominicana, el 5 % de las mujeres y el 12 % de los hombres, entre los 15 y 49 años, fuman algún tipo de tabaco.