Esta joven murió tras inyectarse sustancia ilegal en sus glúteos

Kelly Mayhew, una joven mujer de tan solo 34 años de edad, falleció tras haberse inyectado una sustancia prohibida en los glúteos, el hecho tuvo lugar en la ciudad de Nueva York, sus parientes y conocidos se encuentran sumamente consternados. 

Su cuerpo fue sacado del sótano de un edificio en Queens, lugar donde aparentemente se inyectó dicha sustancia.

LEA: Se hizo varias cirugias y ahora no puede mover la cara

Su madre señaló que habían salido juntas hacia Nueva York a reunirse con un amigo de su hija Kelly, quien le colocó la inyección para aumentarse el trasero. Posterior a esta acción, a la joven se le produce un paro respiratorio. 

La progenitora completamente desesperada le pidió al amigo que contactara a una ambulancia para así socorrer a Kelly, pero éste se dio a la fuga del lugar, por lo que todavía se desconoce su paradero. 

Cada día, este tipo de casos se vuelve más abudante lo que es sumamente preocupante. Al momento de las jóvenes decidir cambiar físicamente y buscar opciones más económicas, solo logran encontrar la muerte. 

LEA: Nueva moda: Se atan los pechos para hacerlos crecer

Kelly Mayhew era una joven que no necesitaba en lo absoluto un aumento de trasero, su cuerpo estaba proporcionado, sin embargo, decidió hacerse este cambio y lamentablemente falleció en el intento. La sustancia está compuesta nada más y nada menos por aceite y un sellador de alimentos.