Tiró las cenizas de su esposa por el inodoro porque no lo dejaba vivir

JAPÓN.- Según las investigaciones realizadas por el periódico Yomiuri Shimbun, un hombre de 68 años decidió que las cenizas de su esposa pertenecían mejor en el inodoro de un supermercado debido a que de acuerdo a sus declaraciones su esposa le hizo la vida “muy difícil”.

Posterior a realizar este acto el señor decidió entregarse a la policía, debido a que la misma estaba investigando la razón de que habían restos de huesos en dicho inodoro, entre los múltiples restos se encontraba un mentón, el señor declaro que la relación se había deteriorado gravemente durante los últimos años comentando "Mi odio hacia ella era cada vez mayor la vida era muy difícil antes de su fallecimiento".

La esposa de este señor falleció a los 64 años y fue incinerada, después de su muerte fue que su esposo tomo la decisión de sacarla de su vida de una forma muy inusual, de acuerdo a la fiscalía japonesa el hombre debe enfrentar cargos por abandono de restos mortales ya que estas cenizas solo pueden ser dispersadas en sitios que estén previamente autorizados.

Más allá de los problemas que estos señores hayan podido tener en el transcurso de su matrimonio lo que este señor hizo es una desconsideración ante la mujer que lo acompañó durante toda su vida, es por esto que la gente al leer esta noticia en las redes sociales ha generado comentarios un tanto negativos hacia el señor, diciendo que deberían efectivamente imponerle algún cargo legal.

En el transcurso de las próximas semanas las instituciones determinadas tomaran una decisión sobre el futuro de este anciano y las acciones que él cometió en previos días con su difunta esposa.