Adolescente dominicano asesinado en El Bronx murió en brazos de su hermano mayor

Nueva York.- Christopher Durán con tan solo 14 años de edad fue asesinado de cuatro balazos. Su hermano Cristian Durán de 17 años de edad, relató: “Murió en mis manos” “Cuando envolví su cabeza con mi camisa, la sangre le brotaba aún más”. El joven fue asesinado al estilo ejecución en El Bronx el jueves pasado. 

Al hermano enterarse que Christopher había sido asesinado corrió como un rayo y traspasó las cintas policiales para ver al adolescente que se encontraba gravemente herido. Sus padres son nativos de paraje Guaücí en Moca, al Norte de República Dominicana.

El joven iba caminando a su escuela, cuando el homicida se le acercó y le disparó 16 veces, 4 balas llegaron a él, una en la cabeza, la espalda y las otras dos en otras partes del cuerpo.

Vea también: Video – Las Chapas "GRANDES" Dominicanas llegan Al Rojo Vivo

Fuentes indican que el hermano mayor es un miembro activo de la pandilla “380”, una célula de la ganga “The Crips” que ejecuta en el Sur de El Bronx, y que el era quien estaba siendo buscado y que mataron a su hermano en venganza, sin embargo, la policía no ha dado detalles de la investigación.

Las personas encargadas de investigar, afirman que el homicida estaba encapuchado, con sudadera y una pañoleta roja que usó para cubrirse la cara. Añaden también que la víctima y el tirador se conocían, y que éste vació el cargador contra el adolescente que se encontraba indefenso. 

Una fuente policial indicó que el trágico suceso está completamente relacionado a conflictos entre pandillas y que esperan que no desate más enfrentamientos sangrientos. 

Como si fuera poco, un familiar del joven asesinado declaró que su abuela murió de un infarto al enterarse de la noticia, la señora reside en República Dominicana. 

Cristian negó rotundamente que su hermano fue asesinado debido a problemas con pandillas y rechazó que hubiera sido arrestado cinco veces por una diversidad de cargos, entre ellos posesión de un cuchillo, tal como indicó la policía el pasado viernes. Declaró lo siguiente: “El siempre regresaba a la casa desde que salía de su escuela”, aseguró. “Le gustaba el boxeo y todo lo que están diciendo es una mentira”.

Una tragedia invade a sus familiares, los cuales llenos de dolor y bañados en llanto se unieron en abrazos y oraciones por el joven Christopher. Testigos indican que las últimas palabras de él, fueron: "¡Mami, Mami!"

Un altar fue levantado en la pared del edificio 1181 de la avenida Sheridan lleno de flores, velas y globos.

Actualmente, se ofrece una recompensa de $25.000 dólares por información del paradero del asesino.