Joven supera anorexia luego de estar a punto de morir

Foto propiedad de: Barcroft Media.

De acuerdo a los estudios que han realizado los nutricionistas establecen que las personas que no tienen sobrepeso deben consumir alrededor de 2000 calorías al día, cuando se desea bajar de peso se deben consumir entre 1200 a 1500 incorporando esto con media hora de ejercicio suave.

Sin embargo el deseo de muchas personas por parecerse a famosos o personas que admiran los lleva a llegar a extremos muy insanos por medios un tanto riesgosos, este es el caso de Christie Swadling, una joven de 18 años de edad quien por quererse parecer a Miranda Kerr (Modelo de Victoria Secret) decidió que la mejor opción para bajar de peso era dejar de comer.

Este trastorno comenzó a los 17 años cuando pasó de comer como una persona normal a alimentarse únicamente con 200 calorías diarias por lo que obtuvo un peso de 31 kilos dejándose en una posición donde ni siquiera podía caminar o hacer las actividades normales de toda chica a su edad.

A medida que avanzaba el trastorno su deseo no era ser como Miranda sino verse cada vez más y más delgada, ya que para estas personas nunca será suficiente lo flaca que puedan llegar a estar ya que tienen una mala percepción visual de como son.

Gracias a su madre al percatarse de esta situación decidió llevarla al médico y con la concientización de la chica pudieron poco a poco recuperar su peso y cuando se pudo ver al espejo se dio cuenta que era más delgada incluso que la propia Miranda lo cual no le agrado para nada.

En la actualidad esta chica que ya tiene 18 años vive de una forma saludable, practica yoga y es atleta, de hecho compitió en las regionales y estatales de Sydney, en conjunto con dar uso a sus redes sociales a las otras chicas que sufren de este trastorno alimenticio dándoles una opción mucho más efectiva, duradera y sana.

Foto propiedad de: Barcroft Media.