Bajó 180 kilos gracias a Taylor Swift

 

ESTADOS UNIDOS.- La obesidad mórbida es una enfermedad o un trastorno alimenticio que se está presenciando cada vez más en los Estados Unidos , cada vez son más las personas que a corta edad sufren de sobrepeso y al llegar a una edad media ya se encuentran obesa mente mordidos.

Este es el caso de Ronnie Brower,  el cual sufrió por años de sobrepeso pero logró corregir esta tendencia tras una mezcla de constancia, fuerza de voluntad, ejercicio y dieta, esta historia ha estado saltando de portal en portal ya que es un caso digno de admirar en tan solo 2 años logró bajar 180 kilos tras en un inicio pesar 306.

Desde luego no fue para nada fácil este joven de acuerdo detalla la revista Cosmopolitan tenía 35 años cuando se dio cuenta de lo mal que era el tener esta condición que ni siquiera le permitía el salir de la casa, es por esto que comenzó con ejercicios encerrados para posteriormente llegar hasta el gimnasio.

Después de  714 días logró obtener su objetivo de verse mejor y obtener una vida más saludable, sin embargo en ese camino largo tuvo una divertida motivación su amigo Joe Bufano el cual más allá de contratarle entrenadores personales le prometió tickets para ir a ver a Taylor Swift , la cantante favorita de este joven pero lo único que debía hacer era conseguir la pérdida de peso.

Así transcurrieron los días en conjunto con los cuidados indicados y escuchando a Taylor este hombre logró el peso ideal que hoy se puede ver en las fotos en su página de Facebook donde muestra cómo su caso ha sido exhibido ante varios medios estadounidenses, es increíble todo el revuelo que ha causado a tal punto de que su nombre ha sido tendencia durante este fin de semana en Twitter con la etiqueta #RonnieWeightLoss donde se adjuntaron mensajes de apoyo y una solicitud a la cantante Taylor Swift para recibirlo detrás del escenario en el próximo show quedará el 3 de Junio en Cleveland.

Es importante el tener presente de que siempre que tenemos una meta tan difícil lo tomemos un día a la vez y tengamos una motivación lo suficientemente grande como para poder seguir y no parar hasta lograrlo.