Un hombre confesó por Facebook el asesinato de su familia y luego se suicidó

CANADÁ.- Los trastornos psicológicos que el ser humano puede sufrir son increíbles y van empeorando a medida que el tiempo transcurre y la sociedad evoluciona, hay un caso el cual está haciendo mucho ruido en Canadá de un hombre que asesinó a su familia y posteriormente se cometió suicidio.

Según las declaraciones de la policía establecen que son conscientes de la página de Facebook, de acuerdo a Stephanie Ashton en una rueda de prensa, quien no quiso confirmar el número o la identidad de víctimas según la agencia AFP.

Durante el Jueves al mediodía un hombre residente en Vancouver Randy Janzen escribió en la red social que había asesinado a su hija emily de 19 años de vida, debido a que sufría de fuertes migrañas desde pequeña lo cual la habían llevado a la depresión, la joven tuvo que dejar la universidad debido a esta dolencia y prácticamente cualquier actividad a causa de las migrañas.

Según la publicación en Facebook estableció que no podía soportar ver a su niña sufrir por lo que le quitó la vida a la pequeña, posterior a haber asesinado a su esposa dio como motivo el que una madre nunca debería sufrir la noticia de la muerte de su hijo y finalmente también habría matado a su hermana para que no tuviera que vivir con esta vergüenza.

Horas más tarde el cuerpo policial encontró a una víctima de una de las casa en las afueras de Vancouver, posteriormente se dirigieron a otras residencia donde el sospechoso se había disparado a él mismo y de igual forma incendió la casa con las víctimas adentro.

Los vecinos afirmaron escuchar disparos y posteriormente una fuerte explosión según explicó la sargento Ashton “se cree que varios miembros de una misma familia entre ellos el sospechoso han fallecido” de igual forma los investigadores no quería entrar a la casa debido a que está demasiado destruida por las llamas por lo que no han sido capaces de especificar cuántas personas estaban en el interior.

El último comentario en la página de Facebook de Randy Janzen fue confesar su profundo remordimiento y establecer que su familia ya no sufrirá más porque ahora está en el cielo, el tomar la vida de otro ser humano es algo imperdonable independientemente de cuánto sufrimiento tenga esta persona.

Este hombre necesitaba ayuda psiquiátrica y da mucha pena que nadie supo ver este tipo de dolencia y depresión en él.