El cambio extremo de la miss Bumbum brasileña que casi muere por aumento de muslos

Esta joven tuvo una revelación mientras salvaba su vida por culpa de un mal procedimiento.

La miss bumbum brasileña casi muere debido a un mal tratamiento estético para aumentar el volumen tanto de sus muslos, la modelo Andressa Urach descubrió sus creencias religiosas en la que durante este proceso no solamente descubrió a Dios sino también asegura que encontró un propósito en la tierra.

La joven se muestra completamente diferente, actualmente se ha dedicado a la muestra de su línea de ropa para evangélicas y aunque suene un tanto polémico todo esto que ha ocurrido es casi normal que después de una experiencia traumática las personas tengan un giro de 360 en su vida, en su estilo de vestir e incluso en su alimentación.

Cómo pueden observar en las fotos está joven ha cambiado no solamente su manera de vestir sino de igual forma su color de cabello ya que anteriormente era considerada o reconocida mejor dicho por posar en las fotos con la menor cantidad de ropa, manejando lo que era la sensualidad y deseo para muchos, tenía el cabello largo con mechas de colores, cuerpo bronceado, maquillaje, etc.

Actualmente utiliza ropa sumamente recatada que prácticamente cubre todo el cuerpo y aunque es muy linda y a la moda está completamente alejada de cómo era ella inicialmente realmente, hasta los momentos no ha recibido ni una sola crítica después de lo que ocurrió ya que más de uno está de acuerdo con que posterior a ese susto decida tener una vida más tranquila.

No te pierdas: Así le quedaron las piernas a la Miss luego de tratamiento estético

Nuestro cuerpo es el templo donde nosotros guardamos el alma y si bien es cierto que debemos tratar de mantenerlo en el mejor estado posible tampoco podemos querer ser perfeccionista y adaptarnos ni siquiera a lo que es sano sino a las tendencias de belleza que se han estipulado en la sociedad de hoy, ya que probablemente vayan a cambiar en un par de años y el daño que nosotros le habremos hecho a nuestro cuerpo será irremediable.