Los hábitos en el trabajo que hacen que tus compañeros te odien

Todos al tener un trabajo de oficina queremos dar la mejor de las impresiones y quizás hayan varias personas que no le caigamos bien pero desde luego no tenemos ni la menor idea de lo que estamos haciendo para que esto ocurra, pero con tan sólo cosas simples podemos amargarle el día a las personas sin darnos cuenta desde hacer todo el día ruido con el bolígrafo o estar cantando cuando los otros tratan de concentrarse, entre otros.

Estos son algunos de los errores en el trabajo que se cometen con frecuencia y posteriormente se crean hábitos y comportamientos que poco a poco no sólo dañan nuestra reputación si no nos van a impedir a tener amigos dentro del campo laboral:

1.- Dar puñaladas por la espalda: los apuñalamientos por la espalda a los colegas que se hacen intencional o no son una enorme fuente de conflicto en el lugar de trabajo de acuerdo a varios estudios, lo importante para resolver este tipo de conflictos es si se da este tipo de situación confrontar a la persona con la cual se está teniendo la confusión y aclararle las verdaderas intenciones y desde luego no volverlo a hacer.

2.- Aclamar que odias el trabajo: lo último que alguien necesita todas las mañanas es a otra persona quejándose de todo lo que tiene que hacer en el día porque te van a etiquetar de persona negativa y aparte vas a bajar los ánimos de todo el equipo.

3.- Almorzar comida olorosa: cuando estamos en un trabajo de oficina lo más común es que tengamos una sala de comida por lo que a nadie le va a gustar que llegues con olor de pescado o queso al momento del almuerzo porque quizás no a todo el mundo le gusta ese olor a parte que cuando termine la hora de almuerzo esa sala va a quedar con olor a lo que sea que hayas traído.

4.- Decir mentiras: la razón por la cual las personas realizan esto son desconocidas cada quien tiene su propia razón pero hay que recordar que toda mentira que aquí se dice aquí se descubre por lo tanto solamente tú quedarás mal cuando la verdad se sepa.

5.- Ábrete: no puedes estar todo el tiempo pensando de que si dices algo o expresas tu forma de ser una persona va a caer encima de ti por lo que debes tratar de hablar con todos y no cerrar de la posibilidad de compartir con nadie en tu campo laboral.

6.- Exprésate en un tono casual: los formalismos quedaron atrás, elimínalos de las conversaciones, correo electrónico y de la vida cotidiana sin caer en la falta de respeto ya que todo se puede decir en un tono coloquial.

7.- Levántate del escritorio: si bien es cierto que muchas veces tenemos demasiado trabajo tampoco es necesario el estar todo el día en frente del computador porque esto va hacer que los demás no quieran acercarse a ti por qué pensarán que te van a estar molestando.

Si sigues alguna de estas recomendaciones verás cómo tu vida a nivel laboral va a cambiar radicalmente así que atrévete.