Arrestan a niño por grosero

Este joven recibió un castigo de otro mundo.

Como madre tenemos muchas veces que tomar medidas un tanto extremas solamente para garantizar que nuestros pequeños sean personas honestas y de valores cuando crezcan. Este es el caso de la nueva heroína para muchos pero villana también para otros, se llama Chiquita Hill ciudadana de 33 años residente en Columbus en el estado de Georgia.

Su vida es un tanto complicada debido a que su hijo de 10 años el cual entre groserías, faltas de respeto y malas actitudes decidió qué agrediera a varias personas en el colegio, el profesor de este joven llamó a la madre presentando una queja formal sobre la actitud del pequeño. En vista de lo ocurrido la madre pidió disimuladamente a las fuerzas policiales de la localidad que se llegaran a la casa y que simularan un arresto para su hijo solamente por su mala actitud.

El pequeño cuyo nombre es Sean fue esposado por los agentes y trasladado en el coche policial por varios metros alrededor del vecindario por supuesto los policías no decían nada hasta que el joven empezó a llorar desconsoladamente y ahí le dijeron que era una última advertencia para qué cambiar esta actitud.

Puede llegar a considerarse como un abuso al pequeño sin embargo tomando en cuenta todas las cosas que el joven ya realizado está de más decir que se debía tomar algún llamado a la acción, este tipo de casos son los que ocho años después pudo haber sido un joven que fue arrestado a temprana edad por cualquier crimen tonto y aunque les apuesto que en este momento él está muy enojado con su mamá en algún momento se lo agradecerá cuando sea un hombre de bien.