Quiso parecerse al Increíble Hulk y quedó así

Brasil.- Es increíble lo que la adicción a la perfección del cuerpo humano puede llegar a hacerle a muchas personas.

Estar sanos es algo que debería ser importante para todos nosotros sin embargo cuál es el límite para decir ya basta ya no más ejercicio, ya no más dietas, se ha comprobado que muchas personas desarrollan una especie de adicción por querer ser más y más musculosos o más delgadas en el caso de las mujeres.

Este es el caso de Romario Dos Santos Alves quien nunca supo el error que estaba cometiendo al inyectarse aceite en los brazos sólo para poder tener una especie de similitud increíble Hulk, los doctores le advirtieron de la imprudencia que estaba cometiendo ya que de continuar con estas inyecciones podían llegar amputarle los brazos como consecuencia de esta actividad que involucraba el inyectarse este tipo de líquidos en su cuerpo, pero él hizo caso omiso.

NO TE PIERDAS: "La Novia del Mundial" fue asesinada por su novio

El tratamiento para hacer crecer los músculos de este joven no se trataban de una inyección esporádica signo de algo contigo, el joven declaró “si la tomas una vez habrá definitivamente una segunda vez es adictivo”, con tan sólo 25 años este joven comenzó a crecer en cuanto a musculatura mientras veía a ciertos muchachos en el gym los cuales como consecuencia los quiso imitar, él no podía creer lo grande que eran ellos.

Fueron estos chicos quienes le presentaron a synthol el esteroide y por ende quiso acelerar los resultados, lo que ocurrió es que esta sustancia se había solidificado en los brazos y por esto fue que casi se hace realidad la peor pesadilla de este joven de tener que amputarse los brazos.

Vea también: Hombre fingió su desaparición y Facebook lo deja al descubierto

Esto solo prueba que con trabajo duro, constancia y dedicación es que realmente veremos resultados a largo plazo, si bien es cierto que siempre la vida te va a presentar atajos no siempre terminan en sitios buenos como fue el caso de este chico, es decir, si hubiese seguido unos 3 años con una rutina dedicada y una dieta perfecta quizás hubiese obtenido los resultados de una forma más equilibrada pero optó por un camino un tanto peligroso.