Pensó que adelgazaba gracias a una dieta y era cáncer

Una joven británica, siempre había soñado con bajar de peso. De hecho, durante unos meses se dedicó por completo a cumplir su deseo; se apuntó en el gimnasio y decidió iniciar una estricta dieta. Pensando que había logrado su objetivo se dio cuenta que detrás de esa brusca pérdida de peso se ocultaba una terrible enfermedad.

Jemma Doran, padece cáncer de amígdalas en una fase muy avanzada, ya que en ningún caso se planteó que bajar tan fácilmente de peso se debería a una dolencia, sino más bien a su estricta dieta y trabajo físico. La joven acudió al médico porque tenía un fuerte dolor de garganta. Ahí fue cuando su facultativo le diagnostico la enfermedad y le fue muy sincero: “Ya no podemos hacer nada por ti”.

El tumor ya ha alcanzado el pulmón y ningún tratamiento puede curar a Doran. Por eso, ahora la mujer le pide al resto de jóvenes que buscan adelgazar con rapidez, que tengan precauciones. Ella está convencida de que si no se hubiese sometido a una dieta tan estricta, se habría alertado cuando la enfermedad aún no presentaba una fase tan delicada.

Para no dar lugar a engaño, la joven apunta que con ello “no quiero decir que por comenzar una dieta vayas a caer enfermo o morir”, pero en su caso sí cree que “se podría haber diagnosticado.