Madre le pidió a su hija que no viniera a realizarse la lipoescultura

Nueva York.- Los familiares de la última víctima de las cirugías plásticas en RD, Charilene Cedeño, de 23 años, quien murió a causa de una liposucción realizada en la Clínica de Estética Contreras Santo Domingo, demandarán a la clínica por mala práctica médica.

La madre de Charilene, Lucia Abreu, aun no puede creer que perdiera a su hija y entre llanto dice que le advirtió a su hijo de que no se realizara cirugía y menos en República Dominicana, por los casos que habían ocurrido y el riesgo que conllevaba la operación.

La joven de 23 años trabajaba como asistente de enfermería en una clínica en el bajo Manhattan. Charilene pagó $2.500 dólares por la cirugía para reducirse el abdomen, la parte alta y baja de la espalda, los brazos y levantarse los glúteos.

No te pierdas: Fotos de la joven Charilene Cedeño ¡QUE CUERPAZO TENIA!

“Contreras, tenía cuatro pacientes en turno y cuando Chariline murió, él siguió operándolas como si nada hubiera pasado”, dijo Kendra Cedeño, hermana de la víctima.

“Ella no tenía ningún motivo ni razón para hacerse esa operación. No tenía hijos, no estaba ridículamente obesa, podía esperar al menos a tener hijos, porque no necesitaba eso”, agregó Carlibi Rojas, prima de la occisa.

La joven vino acompañada de una amiga de nombre Tiffany Concha quien también se realizaría una lipo.

No te pierdas: ¡Viva para contarlo! Las palabras de Tiffany Concha

Amigos y familiares están sumamente consternado por la muerte de la joven y esperan se haga justicia.