El comunicado de la discoteca donde rechazaron discapacitada

Santo Domingo.- La realidad de esto que muchas discotecas en República Dominicana tienen "norma decorada" en rechazar a las personas ya sea por su color de piel o con la excusa de que tienen una "fiestra privada" dando la entrada a solo particulares de su interes.

Recientemente sucedió un caso en la disco Zambra, Ubicada en la Plaza Uris de la Roberto Pastoriza, donde un joven de nombre Dorian Nevalera, quien fue rechazada por estar discapacitada, la misma tuvo un accidente en el 2011 y quedó impedida de la cintura hacia abajo.

A raiz de tu reclamación hecha vía las redes sociales y por supuesto recibió el apoyo de todos los medios, la Discoteca Zambra emitió un comunicado en donde "aclara" lo realmente sucedido.

Este es el comunicado de la discoteca Zambra vía instagram en su cuenta de instagram @zambrard para los afectados.

@gissellevalera @doriannevalera Estimados Clientes y Sociedad en general:
Por este medio queremos informarles que el pasado viernes 24 del corriente mes un empleado de nuestro Bar se condujo contrariamente a las políticas de nuestro negocio.Luego de haber aclarado la situación con la parte afectada, hemos determinado que hubo un mal manejo por parte de este empleado negando el acceso a una joven que se encontraba en silla de ruedas, alegando que no permitían el acceso a personas con discapacidad.

Queremos públicamente expresar que dicha actitud es totalmente contraria a las políticas que a travez de casi 7 años de labor ininterrumpida hemos llevado en donde no ha habido discriminación de ningún tipo ya sea racial,política,religiosa,preferencia sexual o económica,resaltando incluso que en nuestro establecimiento contamos con rampa para silla de ruedas.

Pedimos disculpas a las partes afectadas, con quienes hemos conversado, y nos han manifestado entender que la actitud aislada de un empleado, no necesariamente es la política del negocio ni de su propietario, sin embargo reconocemos y nos solidarizamos por el mal momento que paso la joven.

En ese sentido, manifestamos que estamos tomando las medidas necesarias para que situaciones lamentables como esta, no vuelvan a suceder.

Reiteramos nuestro apoyo y disculpas a las partes afectadas, y a la vez exhortamos a los demás negocios a tomar cartas en estos asuntos para que estas situaciones no se repitan.

La respuesta de la afectada Dorian Nevalera:

Ante todo quisiera agradecerles el inmenso apoyo que he recibido. Es reconfortante ver como tantas personas se solidarizaron ante esta situación y me brindaron palabras de aliento. En todo momento la intención de mi hermana llevada por un momento de impotencia tras esta situación, fue desahogarse ante un acto tan repugnante, y no fue de afectar a terceros.

Tomamos esta situación para llevar un mensaje claro a todos los dueños de negocios (sin importar de que tipo) para que instruyan claro a sus empleados sobre personas en mi condición o similares. Debemos tomar consciencia de que las personas discapacitadas tienen el derecho a bailar, a reír y entretenerse con sus amigos con el mismo derecho que tienen las personas capaces.

Quiero aclarar que desde temprano en la mañana @eduardomedina3 Eduardo Medina, propietario de este negocio, ha estado tratando de comunicarse con nosotros. Agradezco de gran manera este gesto por parte de Eduardo quien me demostró mucha humildad y sencillez, y siempre aceptando que independientemente de los actos de sus empleados, el da la cara frente cualquier acto ocurrido en su establecimiento. Ademas, me place mucho que este vino directo a nosotros a enmendar este lamentable hecho.

No te pierdas: Momento que rechazaron a discapacitada de discoteca

 Acepto esta disculpa, y al igual que en el comunicado hecho por Zambra, recomiendo a todos los dueños de negocios, que dentro de sus reuniones internas, se mantenga instruyendo a los empleados de que nosotros tenemos derechos y que capaciten los establecimientos para promover la inclusión a través de las infraestructuras. Gracias nuevamente a todos por su apoyo y por mostrar la solidaridad necesaria para promover los cambios necesarios en el país.

Esto es un paso hacia un nuevo paradigma donde las personas discapacitadas no solo serán incluidas, sino que serán integradas a la sociedad.

DVF