El exjugador de los Patriots Aaron Hernández es sentenciado a cadena perpetua

Washington:  Aaron Hernández, exjugador del equipo estadounidense de fútbol americano Patriots, fue declarado este miércoles culpable de asesinato en primer grado por la muerte de Odin Lloyd, un jugador semiprofesional de fútbol originario de Boston, que salía con la hermana de su prometida.

Hernández, de 25 años, de origen puertorriqueño y joven promesa del equipo de Nueva Inglaterra, disparó hasta seis veces a la víctima, que en 2013, cuando ocurrieron los hechos, tenía 27 años.

El veredicto, anunciado en un tribunal de la localidad Fall River (Massachusetts), conlleva una sentencia automática de cadena perpetua sin derecho a libertad condicional.

En el momento de su detención, Hernández había logrado un contrato de 40 millones de dólares con los Patriots, uno de los equipos de fútbol americano más reconocidos del país.

Este fue uno  de los muchos alegatos que se volvieron en su  contra en el juicio contra el ex jugador de los New England Patriots Aaron Hernández, quien fue declarado culpable de asesinato en primer grado y sentenciado a cadena perpetua el miércoles.

LA CAJA EN EL SÓTANO

Odin Lloyd, el hombre por quien Hernández fue declarado culpable de asesinato, estaba saliendo con la hermana de la ex-novia de Hernández, Shayanna Jenkins. Jenkins se vio obligada a declarar por lo que la fiscalía le concedió la inmunidad, pero lo que dijo plantea más preguntas que respuestas. Ella testificó que Hernández le había pedido el día después de los disparos que eliminara una caja de su sótano. Jenkins dijo que no vio el interior de la caja antes de tirarla en un cubo de basura.

" creo que él dijo que no era importante, no estoy muy segura", testificó el 30 de marzo.

Los fiscales dijeron que la caja - que tenía una bolsa de basura sobre ella - pudo haber contenido pruebas, incluyendo el arma del crimen, que nunca fue encontrado.

Aunque ningún arma homicida nunca fue descubierto, la fiscalía señaló que es otra evidencia en el caso en contra de Hernández: Un video de vigilancia en su casa de Massachusetts, poco antes de los disparos que lo muestra sosteniendo lo que parece ser un arma. También señalaron a los registros del teléfono celular y una articulación cerca del cuerpo de Lloyd en el parque industrial en el que fue encontrado muerto que tenía ADN  de Hernández y de Lloyd en él.

El abogado defensor James Sultan dijo al jurado en sus alegatos finales  que el 7 de abril que todo  era indicativo de nada más que el amor de los dos hombres por fumar marihuana, llamándolos futuros hermanos que "compartían la pasión por la marihuana".

Sultan reconoció por primera vez en sus alegatos finales que Hernández estaba realmente presente cuando Lloyd murió, pero él lo pintó como un "niño" que había presenciado algo terrible.

"Era un chico de 23 años de edad, quien fue testigo de un asesinato impactante, cometido por alguien que conocía. No sabía qué hacer, así que sólo hay que poner un pie delante del otro," Sultan dijo a los jurados.

El vicefiscal de distrito William McCauley y el fiscal principal llegaron a la conclusion y a viva voz William McCauley expresó...

"Le estoy pidiendo a mirar la evidencia. La evidencia nos cuenta la historia de lo que pasó", dijo. "Él cometió ese crimen."

Terri Hernández, madre de Aaron Hernández ,llora tras escuchar el veredicto que declara a su hijo culpable de asesinato.