Tiene dos novias pero cree poder con una tercera

La maravilla de la bigamia o el tener múltiples parejas es un arte que muchos hombres la practican y no necesariamente por cuestiones religiosas como es el caso de los árabes que aún mantienen ciertas costumbres de sus ancestros, en este caso es parte porque las mujeres se lo permiten y parte porque el hombre en cuestión es un sinvergüenza.

Adam Lyons de 34 años es un joven que vive en Los Ángeles y decidió después de un matrimonio fallido que la reacción correcta debía ser olvidarse de la fidelidad sino más bien compartir su vivienda con dos chicas, quien según sus declaraciones son sus novias, la primera es Brooke Shedd de 26 años y Jane Shalakhova de 25, muchos cuestionan la dedición de estas mujeres al permitir este acto, sin embargo juega mucho el hecho de que quizás Adam les está dando exactamente lo que quieren, que es cariño, atención y estabilidad económica.

Pero ahí no acaba todo este enredo sino que con una de las muchachas el joven Lyons acaba de tener un pequeño que ya será el segundo de la familia ya que una de ellas ya tenía otro hijo previo conocer al joven, muchos estipulan que lo que este hombre está haciendo es una proeza, pero desde el punto de vista incluso bíblico el hombre nada m{as debe tener una sola mujer debido a que la familia consta de un padre y una madre porque lo que se está observando en este círculo o triángulo amoroso es posiblemente un trauma irreversible a ambos niños que habitan en la misma.

Esperamos que en algún momento Adam se decida por alguna de estas chicas y se le salga la idea de la cabeza de tener inclusive una tercera, ya que el único caso de este tipo de promiscuidad que salió bien fue con Drácula y sus tres novias.