La amistad no tiene limites para estos chicos

Mikenzy Snell y Matt Pliska son los protagonistas principales de Waupuca High School de Wisconsin, ya que estos mejores amigos decidieron que lo mejor que podían hacer era ir al baile de fin de año juntos, expresando un mensaje mediante las redes a toda la sociedad “Los amigos de verdad no cuentan cromosomas demás”, este mensaje ha llegado muy lejos debido al prejuicio que tienen muchos en limitar a las personas que sufren de síndrome de Down.

La realidad es que estos dos chicos han sido mejores amigos desde que los sentaron juntos a los diez años y Mikenzy supo que Matt sería su mejor amigo de por vida, la realidad es que las personas que sufren de este síndrome son conocidos como niños por siempre, debido a que guardan esa inocencia que nosotros vamos perdiendo a lo largo de nuestra vida por factores como el trato de la sociedad, nuestras metas, carreras, trabajos, etc.

Pero estos chicos a pesar de que tienen este impedimento logran tener un estilo de vida normal y son muy exitosos en numerosas áreas, tanto así que hasta han realizado olimpiadas para este tipo de personas, sin ánimos de marginar ni hacerlos sentir como especiales de una mala manera, estas personas en realidad son uno de los pocos aspectos que le queda a la humanidad que son puros y sinceros.

Es increíble el saber que hay personas en el mundo que todavía saben valorar a estas personas y que pueden mantener una amistad tan genuina como la de ellos, esperamos este mensaje llegue a todas partes e incentive a las personas comunes y corrientes a empezar a tratar a las personas con esta peculiaridad y tomarse el tiempo de conocerlas sin menospreciarlas o subestimarlas de ninguna forma, comentando para finalizar que estos dos serán amigos por siempre y que la pasaron genial en el baile.