Muere un hombre tras hacer "CHIQUI-CHIQUI" con un espantapájaros

En Buenos Aires Argentina se ha revolucionado la forma de hacer “chiqui-chiqui” ya que la imaginación voló tanto para José Alberto Lescano que como resultado quedo muerto en la cama junto a su amante, el espantapájaros de la finca, lo más extraño es que este muñeco semejaba la ideología que conlleva la transexualidad, ya que tenía los labios pintados de rojo pero tenía asomado de su bragueta un tronco de 15 cm.

Si nos ponemos a pensar el nivel de ocio y de soledad que debió sentir este hombre para recurrir a estos medios creo que nos sentiríamos afortunados, la policía llega al sitio pues el hedor no era normal y este hombre llevaba varios días desaparecidos y su jefe lo estaba buscando, para su sorpresa los encontraron a los dos en la cama.

El hombre ya con cuarenta y ocho horas de haber fallecido según estudios pertinentes y el muñeco a su lado con el tubo de 15 cm afuera y los labios con color rojo, por lógica al analizar la escena se dieron cuenta que no participó otra persona por lo que la posibilidad de un asesinato quedó completamente desmantelada y solo quedo presente el hecho de que este hombre quiso aplicar un juego sexual sobre el mismo, el cual probablemente le salió diferente a como lo tenía planificado.

No te pierdas: Pareja se queda pegada mientras hacian ''chiqui chiqui''

Es normal el querer experimentar sexualmente hablando pero hasta cierto punto, ya cuando se compromete la salud y el bienestar de la persona indica que se están llegando a esos límites que no deben ser cruzados, sin embargo el ser humano siempre apuntará más alto de donde llega actualmente y a raíz de esta nueva tendencia de “sadomasoquismo” impuesta por libros como “50 sombras de greys”, entre otros, se han ido manifestando la creatividad sexual de más de un hombre que a ojos de otros era un santo.