Los hombres que se vistieron de princesas. Conoce la causa...

Redacción.- Los padres son capaces de hacer cualquier cosa por sus hijos para poder verlos felices. Padre no hay más que uno y son capaces de darlo todo por ellos cueste lo que cueste. Y esto es precisamente lo que hacen los protagonistas de esta historia.

En Inglaterra, estos hombres se solidarizaron con sus hijas y se vistieron de princesas Disney. Uno de ellos, se vistió de reina Elsa, de la película Frozen porque su niña iba a de camino a un show llamado Sing Along en Londres de esta película vestida como el muñeco de nieve llamado Olaf y él decidió acompañarla disfrazado.

Rob, que es así como se llama el padre, es tatuador de Essex en Reino Unido. Tuvo que confeccionarse el disfraz a su medida, montarse en el metro y aguantar las miradas de todas las personas que iban en él. No le importó lo más mínimo, puesto que lo hizo para que su hija estuviera feliz.

Por otro lado, podemos ver a otro hombre llamado Jesse Nagy. Su sobrina tenía mucho miedo de ir al cine disfrazada de personaje de Disney. Pero además, tenía muchas ganas de pasar el día con ella. Por eso, a su tío se le ocurrió la maravillosa idea de disfrazarse como la Cenicienta para que no tuviera vergüenza.

Cuando llegaron al cine, todo el mundo les miraba y les empezaron a hacer fotos y la gente a mitad de la película no paraban de mandarles mensajes de texto. Pronto, sus fotos recorrieron el mundo entero.

Es una buena forma de reflexionar sobre nuestros padres y todas aquellas personas que hacen muchas cosas por nosotros que, aunque sean insignificantes, pueden tener mucho valor. Estos dos hombres, han sido nombrados mejor padre y tío del año respectivamente.