TC prohíbe a Amet retener vehículos y apresar conductores

Santo Domingo.- El Tribunal Constitucional declaro que el la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMET), no tienen la potestad de retener vehículos ni dejar detenidos a conductores por una infracción.

El TC dijo que al violar la Ley de Tránsito en República Dominicana únicamente conlleva una multa, y en cuanto al procedimiento dijo que es el siguiente: la detención, toma de datos y, mediante formulario, levantar el hecho.

“Ese formulario se utilizará como acta de acusación o requerimiento de enjuiciamiento para presentar ante el Tribunal Especial de Tránsito al autor de haber violado la Ley 241″, precisó.

Además en cuanto al artículo 92 de la Ley 241 orienta sobre cómo debe ser el procedimiento de  las autoridades en cuanto a un vehículo estacionado en lugares públicos.

“En ese caso, lo primero que procede son las diligencias de localización del conductor para que movilice su vehículo”, indicó.

En caso de que el dueño del vehículo no aparezca, se podrá proceder a la movilización del mismo a un lugar que pueda ser visible para el dueño y estacionarlo en un lugar correcto.

“De no hallarse un lugar para estacionar, y teniendo el cuidado necesario para evitar daños a la propiedad, se podrá remover el vehículo a un lugar destinado a estos fines bajo custodia del municipio, hasta que el propietario, previa identificación, pague una multa ínfima al ayuntamiento”, subrayó

Indica que, “subsiguientemente, la autoridad deberá notificarle la remoción del vehículo a la Dirección General de Impuestos Internos y a su propietario, quien deberá hacer la reclamación dentro de los 60 días a partir de la notificación”.

“Si no hubiere reclamación, se procederá a la venta en pública subasta para cubrir los gastos, pero el conductor debe haber consentido la remoción del vehículo”, indicó.

Advirtió que “toda actuación al margen de lo dispuesto en esa norma es ilegal, en vista de que podrían resultar violatorias a los preceptos establecidos en la Constitución referentes al libre tránsito y a la propiedad privada”.