Anthony Santos: “Hay una persona de poder que quiere dañar mi carrera”

Anthony Santos preocupado por los últimos acontecimientos que se han presentado en las presentaciones, en las cuales se han armado líos como para boicotear su trabajo.

Por tal razón el bachatero llamo multimedios El Caribe, quejándose por el ultraje policial del dijo ser objeto cientos de sus fans.

Y este es el comunicado del Anthony Santos:

“La noche del sábado ocurrió un incidente bochornoso, en el marco de una actividad amenizada por nosotros año tras año en el centro típico “El Viajero”. Los asistentes a este evento fueron ultrajados, por un contingente formado por más de una docena de fiscales y casi 200 efectivos de la Policía que acudieron allí con la intención de irrumpir en la fiesta, precisamente en el momento que correspondía iniciar nuestra presentación.

Ni en los casos de captura de los más peligrosos antisociales de nuestro país, se recuerda un precedente en el que las autoridades hayan actuado como lo hicieron esa noche, escudadas en el argumento infantil de que todo era parte de un operativo preventivo.

Por respeto al público que nos sigue y a toda la sociedad en su conjunto, no podemos callar ante esta vil actuación, que salvo prueba contraria, no fue más que una componenda en la que autoridades se convirtieron en brazo ejecutor de una patraña, ideada por personas influyentes de nuestro país, cuyo único fin es el de hacer daño a nuestra carrera intachable de casi 26 años en la música, para doblegarnos mediante el uso de la presión y el chantaje. Lamentamos enormemente que personas con una imagen intachable, como es el caso del Procurador General de la República y el Ministro de Interior y Policía, se vean salpicados por actuaciones como esta, que ponen en tela de juicio la seriedad del combate contra la delincuencia en nuestro país.

Lo vivido aquella noche fue sencillamente intolerable, una cantidad indefinida de vehículos requisados, mujeres agredidas por parte de policías y atropello a personas de trabajo, que en su mayoría son dominicanos ausentes, los cuales laboran todo un año en el extranjero para venir a disfrutar las navidades junto a sus familiares; y toda esta parafernalia solo por satisfacer el ego de tal vez alguna persona de estas que con equívoco accionar, fruto de la descomposición social que nos corroe, y que posiblemente en base a algún poder acumulado en nuestro país, ha llegado al punto de interponer su poder para satisfacer sus mezquinos y trastornados sentimientos de superioridad terrenal vana, que tarde o temprano Dios permitirá el desenmascaro oportuno y que todos lo podamos ver.

Sabemos que en lo adelante se van a esgrimir infinidad de argumentos para justificar lo injustificable, pero lo único cierto es, que tal y como lo idearon los autores intelectuales de este circo, el gran afectado al final es Anthony Santos, puesto que en base al terror impregnado en el público aquella noche, que en lo adelante no descartamos la posibilidad de que muchos sientan sus reservas a la hora de asistir a nuestras presentaciones, por el temor legítimo y la incertidumbre de no saber cuándo se producirá otro ultraje como este. Es por ello que de la manera más respetuosa posible, solicitamos a nuestras autoridades una investigación seria en torno a estos sucesos, que dé al traste con los reales ideólogos de tan cuestionable actuación, y para ello ponemos a su disposición elementos que por razones de prudencia no divulgaremos públicamente, pero que demuestran inequívocamente la existencia de un trasfondo oscuro, que va más allá de cuanto se ha dicho hasta ahora. De manera particular, nuestro equipo legal estudia la forma en que procederemos contra aquellos cuya responsabilidad está comprometida en los hechos en cuestión, con el fin de hacer valer nuestros derechos, primero que todo, como ciudadano y después como artista frente al daño ocasionado a nuestra carrera y a nuestra persona. Prometemos a nuestros seguidores y a los empresarios que depositan su confianza en nosotros a la hora de contratarnos, que no escatimaremos esfuerzos hasta tanto toda esta situación quede esclarecida y se nos garantice que hechos como este no volverán a ocurrir en el futuro.

Hago este comentario porque no se corresponde, que con tantos avances que ha tenido nuestro país, en términos de investigación e inteligencia militar, haya necesidad de prácticamente boicotear de manera atropellante sin medir las consecuencias que ese abuso trae a mi carrera como artista, una actividad donde habían aproximadamente más de 3,000 personas, asunto este que pudo haber ocasionado una catástrofe, pues eran altas horas de la noche en un lugar donde la gente estaba tomando alcohol. Para ellos cumplir con su objetivo, el cual era penetrar al lugar y revisar a todos, y solicitar a todo el que tenga un vehículo salir a los parqueos a abrirlo para su posterior requisa, no le importó nada, ni mi imagen como artista ni los ciudadanos asistentes a la citada fiesta.
Sin ánimos de acusar a nadie en particular, pero con un sentido común clara mente definido muchas personas han hecho alusión directa al tema, tratando de encontrar una respuesta a la interrogante de miles de personas, la cual reza de la siguiente manera: ¿Quién sería el responsable de esto?”