Guayaba: propiedades y sus diferentes usos

Al desplazarnos de las ciudades a nuestros campos es común encontrarnos con arbolitos de guayabo y más aun , cuando bordeamos ríos y arroyos, donde aparecen en grandes cantidades. Se le considera nativa de Brasil, originaria de América Tropical, donde se encuentra silvestre, aunque últimamente en varios países se comienza a trabajar sobre su cultivó y mejoramiento.

Su nombre botánico es Psidium guajava; y pertenece a la familia de las Mirtáceas, como sucede con los Pomos de agua o Pomarrosa, Eucalipto, Clavo, Limoncillo Cimarrón.

El guayabo es un arbusto de 3-10 metros de altura, de copa abierta o compacta, con las ramitas cuadrangulares, carácter corriente en las Mirtáceas.

Las hojas son opuestas, oblongas, la parte superior es verde o verde amarillento, suavemente brillosa. Son agudas a obtusas en el ápice, redondeadas en la base, ligeramente gruesas y coriáceas. Las flores son blancas, grandes, solitarias o raramente en grupos de 3 las ramillas nuevas. El fruto es una baya redondeada o en forma de pera cuando ha sido injertada la planta. A principio es verde y al madurar se torna amarillo pálido.

Como en las plantas cultivadas, su forma, tamaño y color y sabor varían, la pulpa es blanco-amarillenta a rosada, hasta rojiza. Es carnosa, agria-amarga de color fuerte a penetrante hasta suave y agradable y contiene numerosas semillas amarillentas. El guayabo florece y fructifica durante casi todo el ano es una planta melífera.

Contiene proteína, grasa, carbohidrato, fosforo, vitamina A, B1, B2 Y NIACINA.

Frecuentemente la guayaba se consume como fruta fresca en los lugares donde se produce, pero su valor comercial está en la preparación de jalea, mermelada, pasta, conserva, alimentos para niños, puré, base para bebidas, jarabes, vinos y otros productos elaborados. Los frutos por du gran contenido de vitamina C se usan como aditivos para otros jugos y puré para completar con ellos la deficiencia de ese elemento nutritivo,

En épocas que no hay producción de naranjas se emplea la guayaba en vista de que esta última posee de 5 a 7 veces más vitamina C.

Las hojas, flores y frutos son astringentes por la cantidad de tanino que contienen; de ahí, que se usen contra la diarrea, disentería y como cicatrizante; las hojas se emplean contra la sarna, la picazón y contra las enfermedades de la piel en general, la decocción de la corteza se aplica a las ulceras externas y para curtir pieles e internamente para controlar  los dolores estomacales. Las raíces en te son astringentes y la planta antiséptica, hemostática y antialmorranica.

Las hojas se usan en cataplasmas para combatir la obstrucción y la hinchazón. El té de las hojas es usado contra las indigestiones y resfriados.

Son múltiples las propiedades nutritivas y medicinales de esta planta y consecuentemente los usos que podemos darle en todas sus partes vegetativas.