“Mejor trabajar que aguantar los maltratos del marido”

Monte Plata.- Una joven madre de 2 hijos es un ejemplo de que el trabajo dignifica y que cualquier trabajo que se haga con amor es bien visto.

Se trata de Rafaelina Soriano, de 29 años, quien alrededor de unos 20 años se ha dedicado a vender frutas en un triciclo en un parque en Monte Plata para el sustento de ella y sus hijos.

Rafaelina salió embarazada cuando apenas tenía 15 años, teniendo que dejar la escuela cuando hacía el 8vo curso, ella al igual que un 27% de las mujeres dominicanas ha tenido que enfrentar la vida muy jovencita.

La joven nunca pensó que duraría toda la vida en la venta de frutas, trabajo que aprendió con sus padres. Su esposo era quien vendía el pan en el pueblo y para ayudarlo siguió con oficio de sus padres.

Ahora mismo es madre soltera ya que con su ex procrearon 2 hijos una niña de 14 años y un niño de 6 y la venta de las frutas es el único sustento suyo, el cual le genera alrededor de mil a 1,500 pesos diarios según sus cálculos.

“Aquí no hay empresas para trabajar, los jóvenes trabajan en las fincas de palmas, se van a recoger granos y otros a sembrar piña”, refiere cuando le pregunto a qué se dedica la gente en Monte Plata e indica que trabaja duro para que su hija llegue a la universidad y logre hacerse licenciada.

“Este es un trabajo como cualquiera y mejor trabajar a aguantar maltrato del marido. Uno como joven tiene que echar para adelante, a un hombre uno no le aguanta golpe, uno le aguanta hambre si uno quiere porque uno teniendo dos manos no debe esperar. Hay mujeres que se sientan a esperar que el hombre lleve una sopita o mejor comen sin sopita porque no consiguen diez pesos”, refiere Rafaelina.