Joven perdió 70 kilos con estos 6 pasos...

Estados Unidos.- Kari Lunuale, una joven estadounidense que tenía unos 136 kilos y ha logrado bajar 70 kilos gracias a los siguientes 6 pasos que aunque parezcan sencillos son para algunas personas muy difíciles de llevar.

El primero es reducir las porciones de comida. "Siempre solía comer hasta que me sentía incómodamente llena. Simplemente disminuí mis porciones hasta el consumo normal, prestando atención a las etiquetas pero sin contra calorías", comenta Keri.

Después comenzó a realizar actividades físicas en su hogar, realizando ejercicios con una elíptica y la bicicleta de 20 a 30 minutos durante 6 días a la semana. "Al principio bajaba 9 kilos al mes, por lo que mientras tenía menos peso que perder se hizo más difícil", asegura Kari, que aumentó su ritmo de trabajo y se apuntó a un gimnasio para hacer ejercicios de fuerza.

El siguiente paso que esta mujer lleva a cabo es uno sencillo: ser constante. Kari va 6 días a la semana al gimnasio donde hace 30 o 40 minutos de levantamiento de pesas, además de correr entre 4,8 y 6,4 kilómetros por la noche. De esta forma Kari asegura que trabaja durante el día la parte superior y por la noche se centra en la inferior.

Beber medio litro de zumo al día es el siguiente paso que la estadounidense realizó para adelgazar. Se compró una licuadora y empezó a hacerse zumos todos los días, que según ella es una parte importante en su programa de pérdida de peso. Para ello utiliza una gran varieda de vegetales y frutas, como limones, arándanos congelados, espinacas, piñas, brócolis o zanahorias.

El quinto paso es agregar variedad a la alimentación. Algo básico como introducir en la dieta más verduras, hortalizas y más proteínas la ayudó en este proceso. También aseguro que es vital desprenderse de alimentos procesados en las comidas.

Su último secreto para haber conseguido su objetivo es darse un día libre a la semana. “El viernes es mi día libre. No lo tiro todo por la borda, pero ese es mi día", asegura Kari, que sólo toma un café con leche a la semana y sale a cenar, aunque se pide algo saludable como ensalada o proteína con verduras, y algún helado de forma esporádica.