Los velaron entre hookah cerveza, música y llanto a los jóvenes asesinados en el Simón Bolívar

Propietarios del negocio “Andy Barber Shop Sport Bar”, en el barrio Simón Bolívar, de la capital, negaron que el tiroteo que dejó tres personas mu-er-tas la madrugada del lunes en ese lugar, ocurriera en su establecimiento, como se informó en principio.

Glenis Cabrera y su esposo, José Miguel Berroa, explicaron que el tiroteo ocurrió pasadas las 12:00 de la medianoche, cuando su negocio había cerrado, y que fue frente a otro local comercial donde se originó la tragedia.

En el hecho murieron Gerald Antonio Rosa, de 21 años, Yeuri Mercedes, alias “Poca Luz”, y Manuel Enrique Bonifacio Bueno alias Wilkin de 18,  quien fue impactado por un dis-pa-ro mientras se encontraba en un chimichurri en la avenida Nicolás de Ovando.

La Policía responsabilizó de esas mu-er-tes a Kellin Rodríguez, alias “El Monito”, y a un tal Jorge, quienes se encuentran prófugos.

El informe policial indica que la balacera se originó porque el tal Jorge estuvo preso por un robo hace 15 días, el cual cometió junto a Gerald y Yeuri, a los que identificó como participantes en el hecho. Agrega, el informe, que ambos se molestaron con Jorge porque llevó a los agentes policiales a sus viviendas, lo que luego terminó en tragedia.

NO TE PIERDAS: Otra más

Así son velados los restos de Yeuri Mercedes, alias “Poca Luz”. Por otro lado, los familiares de Manuel Enrique Bonifacio Bueno alias Wilkin, lo definieron como una persona “seria y trabajadora”, quien se encontraba en el momento y lugar equivocado.

La noticia sorprendió a todos en el sector, informan que Manuel Enrique Bonifacio,se encontraba próximo a donde se originó el enfrentamiento entre supuestos delincuentes, comprando una hamburguesa cuando fue alcanzado por dos disparos que les causaron la mu-er-te.

Su padre informó que el joven estudiaba en horas nocturnas y laboraba en una fábrica de ataúdes. Sostuvo que este nunca tuvo problemas de ninguna índole.

Ver videos aquí: