La escucharon confesar el crimen y decir “Lo siento, te quiero, he sido yo”, pero mira lo que dice su hermana en RD.

Ana Julia Quezada, la madrastra de Gabriel Cruz, el menor que fue encontrado sin vida estrangulado en su vehículo y quien terminó siendo la principal acusada de su muerte habría confesado el crimen al momento de ser apresada por la policía. 

Testigos aseguran que cuando fue detenida por la policía esta le dijo a su pareja “Lo siento, te quiero, he sido yo”. La hermana de la madrastra, Lucia Quezada, dijo dudar de que su hermana haya cometido el hecho, ya que, enfocándose en el seguro por la muerte del menor, sería otra persona quien lo cobrara. 

Sin embargo, de igual manera dice que debe investigarse a fondo todo el asunto para los involucrados sean castigados.  “Que se investigue y que, si hay alguien incluido en ese asesinato, también que lo busquen, porque a los que cobran el seguro son a los que tienen que investigar”, subrayó Lucía. 

En cuanto a la muerte de la hija de la hija de Ana Julia, ella dice que la niña era sonámbula y estando así, fue que cayó por la ventana. Ahora las autoridades reabrirán los casos de tanto de su hija, como de la menor de 4 años que murió en circunstancias no esclarecidas en Burgos.